Negociable, eliminar la tenencia: Elizondo

Tras reunirse con diputados, Fernando Elizondo indicó que si Jaime se comprometió a quitarla buscarán que se realice, aunque verán la manera de que no afecte las finanzas.

Monterrey

Fernando Elizondo Barragán, propuesto como titular de la Coordinación Ejecutiva del Estado, señaló que el compromiso de eliminar la tenencia del gobernador Jaime Rodríguez Calderón podría ser negociada.

Tras comparecer ante la Comisión de Gobernación y Organización Interna de los Poderes, el ex candidato a gobernador, quien se unió a "El Bronco" en las pasadas elecciones, señaló que si bien lo prometido se cumple, aclaró que se puede modificar.

"Estábamos analizando hasta qué punto se había comprometido esto, y en este intercambio que tuve con los diputados uno de ellos me ofreció una copia de una publicación en Facebook donde aparece ese compromiso (de eliminar la tenencia), y lo asumí de recibo con respeto.

"Como les decía, lo prometido es deuda, si esto está prometido es una deuda, y se va a cumplir como una deuda, pero eso no quiere decir que no se va a tener que negociar y platicar para ver cómo la cumplimos mejor", manifestó.

Elizondo Barragán adelantó que la decisión de eliminar la tenencia o no, se tendrá que realizar por el nuevo gobierno con la información disponible para conocer cuáles podrían ser los impactos.

"Tenemos que tomar la decisión sabiendo cuánto va implicar, qué consecuencias tiene por ejemplo en el impacto en las participaciones", dijo.

El ex gobernador señaló que al reducir las participaciones propias del Estado, la federación podría "afectar" las partidas de recurso que llegan a la entidad.

"Ustedes saben que al reducirse ingresos propios del Estado se reducen también las participaciones, consecuencias en cuanto a la posible negación de apoyos federales porque el Gobierno Federal ya ha sentado precedente de que los estados que se suprimen fuentes de ingreso no pueden ir a pedir apoyos y consecuencias en cuanto al dinero que va faltar en la administración, se tiene qué ver todas esas consecuencias y a quién va a beneficiar, por otro lado la decisión y con todas esos factores a la vista que se tome la mejor decisión.

"El problema que se tiene actualmente, el problema financiero, no es una situación que en forma natural nos diga estamos como para bajar ingresos, por supuesto que no es el caso", comentó.