Eliminación de tenencia “una estupidez”: Aregional

Por su parte, Jorge Garza, catedrático de la Universidad de Monterrey, coincidió con la firma, señalando que la decisión podría tener efectos negativos en la economía estatal y de los municipios,

Monterrey

La eliminación de cobro del impuesto de la tenencia abrirá un "boquete" muy grande al Gobierno Estatal, consideró Flavia Rodríguez Torres, directora de la firma especializada en finanzas públicas Aregional.

Calificó la medida como "una estupidez enorme y una irresponsabilidad. Ya verán en el 2016 el hoyo que les abrirá la eliminación gradual de la tenencia".

En entrevista telefónica, la especialista en finanzas cuestionó la decisión del Gobierno Estatal de eliminar un impuesto que es el segundo que le proporciona los mayores ingresos.

Aseguró que el gobierno de Rodrigo Medina de la Cruz dejó unas finanzas públicas balanceadas, pese al elevado endeudamiento.

"Así que lo que venga de hoy en adelante no será responsabilidad de Medina de la Cruz sino de Jaime Rodríguez Calderón", indicó Rodríguez Torres.

Mencionó que Nuevo León recaudó el año pasado por el impuesto sobre la tenencia mil 486 millones de pesos.

Agregó que el Gobierno del Estado no tiene una propuesta de cómo lo sustituirá, pero dice que bajarán el gasto en inversiones en infraestructura. "Lo que no entiendo es si el gobierno no está de acuerdo, entonces porque el Congreso aprobó esta eliminación".

Afirmó que cuando empiecen los desequilibrios obviamente el Estado estará en más riesgo de pagar sus compromisos financieros, así como de que las agencias calificadoras bajen su evaluación crediticia al estado.

"Porque de dónde sacar dinero si ya no habrá más incrementos de impuestos. Lo que debió de haber hecho es controlar el gasto, no cortar los ingresos", añadió la experta.

Indicó que habrá que ver en qué términos plantea el presupuesto 2016 que entregará el ejecutivo estatal al Congreso el próximo mes de noviembre.

"En este tendrá que explicar cómo compensará los menores ingresos por concepto de recaudación de la tenencia, así como otros ahorros por adelgazamiento de Secretarías y de número de burócratas".

Por su parte, Jorge Garza Rodríguez, catedrático del departamento de Economía de la Universidad de Monterrey, opinó que esta decisión tomada por el Congreso de Nuevo León para eliminar el impuesto a la tenencia podría tener efectos negativos en la economía estatal y de los municipios, que obligaría a esto últimos a tomar medidas recaudatorias o de recorte de presupuesto, que tendrían un efecto negativo en los hogares de la población.

Garza Rodríguez dijo que lo que les afectaría, principalmente a las oficinas de gobierno estatales y municipales, es no tener ingresos.

"La verdad de la situación de las finanzas estatales, y particularmente de los municipios también, que es mala, obviamente tendría un efecto negativo sobre los municipios, porque según estoy viendo es que el 30 por ciento de la recaudación de las tenencias se va", expresó en entrevista.

Agregó que con esto se afectaría también a su calificación de deuda, es decir, "tendría ciertos negativos sobre su capacidad de pago, y por lo tanto, sobre las condiciones financieras que pueden obtener financiamiento, que se irían a la baja".

El catedrático del Departamento de Economía de la UDEM explicó que la tenencia es un impuesto progresivo que graba a los autos que tengan menos de cinco años de antigüedad, que pagan principalmente los usuarios con mayores ingresos, y que por lo pronto no queda claro con qué se sustituirían dichos ingresos, lo que podría comprometer las finanzas públicas de las actuales administraciones.

Como parte de los efectos ante esta decisión de eliminar el pago de la tenencia, y ante la baja de recursos estatales a los municipios, estos podrían optar por ciertas medidas recaudatorias como el incremento en el impuesto predial, que puede ser una de las principales fuentes presupuestales, de recorte en gastos de gobierno, o hacer más eficiente su gasto, "lo que es más fácil decirlo", mencionó Garza Rodríguez.