Elecciones están divorciadas de la violencia: Córdova

El presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Códava dijo que debido al contexto de inconformidad social que se vive en el país los comicios de julio serán los más complicados.
Lorenzo Córdova, presidente del INE.
Lorenzo Córdova, presidente del INE. (Tomada de Twitter / @INEMexico)

Ciudad de México

El presidente consejero del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, dijo que las elecciones están divorciadas de la violencia, pero al mismo tiempo son el mejor espacio en una democracia para expresar protestas e insatisfacciones.

"La situación en Guerrero cambia día a día, nuestra lógica es que se dé un mecanismo y un cauce democrático, lo cual está divorciado de la violencia. Violencia y democracia son contrarias en unas elecciones. La seguridad de los ciudadanos y funcionarios es el límite que no vamos a cruzar", dijo.

Reiteró que debido al contexto de inconformidad social que hay en el país estás serán los comicios más complejos.

"Estoy convencido, ya sea por los números y dimensiones, por la reforma electoral que ha multiplicado las funciones del INE y también por el contexto de inconformidad social del país, todo ello convierten a estas en las elecciones más complicadas y más complejas", afirmó en entrevista con Joaquín López Dóriga para Grupo Fórmula.

Córdova afirmó que las elecciones son una obra colectiva y que a nadie le conviene que no se realicen, pues se puede generar un vacío de poder que finalmente deberá ser ocupado por alguien.

"Las elecciones son obra colectiva que implica que cada quien haga su papel para ir construyendo su parte para que las elecciones se lleven a cabo y los ciudadanos voten en libertad. Que no haya elecciones no le conviene a nadie", dijo.

El martes los consejeros del INE hicieron un pronunciamiento luego de que consejeros distritales de Tlapa de Comonfort fueron retenidos por integrantes del Movimiento Popular Guerrerense.

Córdova dijo que harían todo lo posible para realizar los comicios en Guerrero, pero sin poner en riesgo a los funcionarios electorales que participan en este proceso.