PRD y PAN defenderán triunfo en Bahía de Banderas, Nayarit

Jesús Zambrano y Gustavo Madero hicieron un llamado al Gobierno de la República para que salvaguarde el Estado de Derecho en Nayarit y la integridad física de su candidato Héctor Paniagua.
Gustavo Madero, Héctor Paniagua y Jesús Zambrano.
Gustavo Madero, Héctor Paniagua y Jesús Zambrano. (Especial )

Ciudad de México

Las dirigencias nacionales del PAN y el PRD hicieron un llamado al Gobierno de la República para que brinde “todas las garantías para salvaguardar el Estado de Derecho en Nayarit y la integridad física de Héctor Paniagua, nuestro candidato en Bahía de Banderas quien se perfila como próximo presidente del municipio.”.

En un comunicado conjunto, los presidentes nacionales del PRD y PAN, Jesús Zambrano y Gustavo Madero refrendaron su apoyo a Héctor Paniagua en la defensa de sus derechos políticos y anuncian que, de ser necesario, interpondrán “los juicios y recursos pertinentes ante las instancias de orden local y federal para defender su triunfo”.

Según el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), el candidato de la coalición PRI, PVEM y Nueva Alianza, José Gómez Pérez, ganó con 37 por ciento de los votos a Héctor Miguel Paniagua, de la alianza PAN-PRD, la disputada alcaldía de Bahía de Banderas, en la que se encuentra la mayor zona turística de Nayarit.

Con el total de los votos contabilizados, el PREP dio a Gómez Pérez, de la "Coalición Por el Bien de Nayarit", una ventaja de dos puntos porcentuales sobre el candidato perredista, quien obtuvo 35 por ciento de los votos.

El municipio de Bahía de Banderas es el segundo más poblado del estado y el primero en turismo con nueve centros turísticos, entre los que se encuentran las playas de Nuevo Vallarta y Punta Mita; cuenta con 17 mil 874 establecimientos turísticos.

En el documento, PRD y PAN exigen “que se frene el asedio del gobierno estatal, a cuyo mando se encuentra el gobernador Roberto Sandoval Castañeda, y se destierre cualquier amenaza que pudiera enrarecer el escenario tras las elecciones celebradas el pasado 6 de julio”.

Además, destacan que en los recientes comicios en Nayarit “se observaron distintas irregularidades, situaciones ilegales y hasta de violencia que claramente atentan contra los principios de certeza, legalidad y transparencia que deben caracterizar a todo proceso electoral”.

Asimismo, explican que se documentó la intromisión ilegal de funcionarios estatales y municipales mediante la entrega de materiales de construcción, despensas y el uso de programas sociales con la finalidad de comprar el voto en las zonas de mayor marginación. Además, agentes de la fiscalía estatal, vestidos de civil, amedrentaron a opositores.