“Las elecciones serán libres y espero ganar”

“No hay simulación, mi admiración por Cárdenas sigue intacta. El PRD está lleno de priistas. Somos el partido más importante de la izquierda. A Morena ni se le ve en el país”, comenta Carlos ...
Carlos Navarrete, candidato a dirigir el PRD.
Carlos Navarrete, candidato a dirigir el PRD. (Gonzalo Ortuño)

México

Natural de Guanajuato. Político de estirpe con gran facilidad de palabra, vigoroso y de gusto por el canto. Hállase entre los perredistas, principalmente en la familia de Los Chuchos. Tiene gran resistencia a los incidentes. Es proclive a dirigir las tribus.

Qué gusto verlo de vuelta por aquí…

¡Un gusto regresar!

¿Y siente que es el mismo de entonces?

No, uno nunca es el mismo.

¿Pero sigue igual de directo y sencillo?

Espero que sí, vamos a verlo en la entrevista.

¿Sigue aspirando al poder?

Sí, desde que empezó mi vocación por la política.

¿Y todavía piensa que sirve a los demás?

Siempre creo que sirvo a los demás.

Por cierto, ¿qué lecciones sacó del accidente?

Confirmé que los políticos tenemos tres riesgos profesionales: un accidente en carretera o en aviación, un balazo o un infarto.

Pudo no haberlo contado…

Si el golpe hubiera sido en la portezuela donde yo iba…

¿Sintió la muerte?

Nooo.

¿Vio la luz?

Tampoco.

¿Pero sí vio al Jesús mayor diciéndole: regresa para dirigir al partido?

Creo que muchos compañeros dijeron: recupérate para dirigir al partido.

Bien, ¿qué le gustaría que trabajemos hoy?

¡Lo que quiera!

¿Podemos reflexionar sobre la trampa?

Las veo solamente en las películas de mafiosos.

¿Usted cada cuánto la ocupa?

No la necesito, más bien soy muy transparente.

¿A quién cree que engaña?

No suelo engañar.

¿Ni a usted mismo?

No, soy bastante sincero conmigo mismo.

Por cierto, ¿cómo anda de deudas?

No tengo. Le tengo pavor a las deudas.

¿Créditos?

Bueno, uno que otro hipotecario, pero nada del otro mundo.

¿Casas?

Mi patrimonio, que he ganado con trabajo y esfuerzo.

¿Coches?

Sirven para lo que sirven, no más.

¿Cuántos?

El de mi esposa, el mío y el de la camioneta donde me movilizo.

¿Relojes?

Si dan la hora, son útiles, punto.

¿Prefiere ayudar a los poderosos de ahora que negociar con los del mañana?

No, la política es un proceso continuo de negociación y hay que negociar sin perder principios.

¿Temor a la pobreza?

De allá vengo, no le puedo tener tanto temor, ya la viví.

¿Puede ser honesto?

Puedo serlo… lo soy.

¿Ahora mismo lo está siendo?

Sí.

¿Y ya se vio como dirigente del PRD?

Desde hace varios meses.

¿Cuánto lleva invertido en su campaña?

Calculo que no menos de 4 millones de pesos.

¿Gastar 13 millones cuando el voto está amarrado no es excesivo?

Que me la hagan buena y que me den los nueve que me faltan; se aceptan donaciones.

Si ésa es la inversión, ¿de cuánto será el dividendo?

En la política hay quienes invierten para ganar y hay quienes hacemos el gasto para servir, ésa es la diferencia.

¿Eso es en serio?

Sí.

¿Eso es honesto?

Sí.

Ya en serio, ¿qué va a hacer con el partido?

Intentar, con un colectivo, transformarlo. No es tarea de un solo hombre.

Por cierto, ¿cómo le hacen para la credencialización masiva?

Con módulos en todo el territorio nacional. Tiene que poner huella y fotografía.

¿Su padrón ya se lo dieron al INE?

Sí, lo tiene en su poder.

¿Y cuántos perredistas quedan?

Más de lo que muchos imaginan, superan los 4 millones.

¿Sí?

Sí, documentados, credencializados y en poder del INE.

¿Y a todos les ofrece plaza?

¡No alcanzaría! Se les ofrece luchar juntos por un México mejor.

Por cierto, ¿cuánto nos va a costar esa simulación?

Lo que sea vale la pena para que salga bien la elección.

Regresamos, ¿qué está negociando con el PRI?

Hoy nada. No me toca, le toca a la dirigencia del partido.

¿A qué acuerdos ha llegado con Peña Nieto?

No me ha tocado dialogar ni negociar nada con él.

¿Cuándo fue la última vez que hablaron?

Pierdo la fecha, creo que cuando era gobernador del Estado de México.

¿Y Jesús Ortega?

No lo sé, habría que preguntarle a su agenda.

¿No negoció las secundarias en telecomunicaciones?

El grupo parlamentario está trabajando en ellas y si salen bien, será por el PRD.

¿Nayarit a cambio de qué negociación?

Nayarit es un retroceso histórico de 25 años, tenemos un gobierno troglodita ahí.

¿Ni a costa de Naranjo?

Tampoco, él encabeza la lucha electoral, muy difícil en Nayarit.

Ya, en serio, ¿qué nueva línea le ha dado Aurelio Nuño?

Ninguna, porque no tengo contacto con él.

¿A qué simula Barbosa con su retirada de la discusión?

Una estrategia parlamentaria, es un buen político que sabe moverse en el Senado.

¿De política, solo a chantajear aprendieron?

No, también aprendí a dialogar y a convencer al contrario.

Parece que estiran más las ligas que el propio Bejarano.

Ese es un tema y un corrido que no me gusta cantar.

¿Y cómo está el profesor?

No lo sé, no suelo tener frecuentes encuentros con él.

¿Palabra de Jesús?

Palabra de un colectivo de dirigentes.

¿Palabra de “Chuchos”?

Amigos importantes y dirigentes controvertibles y controvertidos.

A propósito, ¿cuántos “Chuchos” quedarán en la lista de 2015?

En 4 millones de nombres, ha de haber cientos de Jesuses.

¿Repite Pablo Gómez?

Es un dirigente histórico y un extraordinario legislador.

¿Que regresa el Jesús mayor a legislar?

No lo sé, no hay listas previas, ni palomeados ni nada.

¿Eso es verdad?

Hasta marzo de 2015 lo veremos.

¿Qué es la traición?

Cuando uno deja de pensar y actuar respecto a sus convicciones.

¿Y las apunta para no olvidarlas?

No recuerdo en mi vida haber cometido una traición.

¿Usted, entonces, firme?

Sin duda alguna. Y espero que más en el futuro.

¿Fiel a su partido?

Sí, es el que he construido en 25 años, vale la pena defenderlo.

¿Tan fiel como a su familia?

Son cosas diferentes… mi familia es mi fortaleza, mi acompañamiento.

¿Pensará que tiene más votos que Ebrard?

No estoy en eso, busco 60 por ciento del voto de los consejeros.

¿Y si las elecciones fueran libres, le ganaría?

Van a ser libres y espero ganar.

Ebrard, ¿se lo está llevando el Metro?

No lo sé, confío en que salga bien y siga participando en el PRD.

¿Esa zancadilla llegó del gobierno de Mancera?

Tampoco lo sé… ni quiero meterme.

¿A qué está simulando usted con Cuauhtémoc?

No hay ninguna simulación, mi admiración por el ingeniero sigue intacta.

¿Por qué se está moviendo?

Porque le hemos pedido que encabece la lucha por el petróleo.

¿Unidad con él?

Siempre, lo vamos a necesitar para las batallas futuras.

¿Qué no es el padre de las luchas tribales?

No, es el que nos convocó a la unidad.

¿Nos dirá que no sabe de intrigas y filtraciones?

No lo sé, cada cabeza es un mundo y cada político es una historia.

¿Se lo preguntamos a Robles?

No sé si quiera hablar de eso.

“La tercera es la vencida”, acaba de decir AMLO…

Puede estar en la cuarta y en la quinta, veremos si alcanza.

¿Morena les robará el mercado?

Ya recorrí el país y no lo veo. El PRD es el partido más importante de la izquierda.

¿Sigue siendo honesto?

Sí.

¿Qué tal su paso con Mancera?

Muy buena experiencia, casi un año en el gobierno. De inmediato regresé adonde me siento más útil.

¿Listos para entregar la ciudad al PRI?

No la vamos a entregar… no nosotros, los ciudadanos del DF.

¿Le gustaría?

Yo no veo más que la presidencia del PRD.

¿Una presidencia para ganar?

Una presidencia para que el PRD siga siendo una opción para los mexicanos.

¿Opción para 2018?

Ninguna, ni lo tengo previsto ni trabajaré para ello.

Por cierto, ¿llegó a ir a las fiestas de Cuauhtémoc Gutiérrez?

No, ni conozco al tipo, afortunadamente.

¿No lo conocía?

Y sigo sin conocerlo, nomás lo veo en la prensa.

¿No se lo encontró en el Cadillac?

No sé ni siquiera qué es el Cadillac, aunque algunos tuiteros nos anden troleando.

¡Y ni Jesús lo quiera!

Tampoco, porque estoy seguro de que Jesús tampoco lo conoce.

¿”Los Chuchos” están sanos?

Los Chuchos son personajes importantes en la política nacional y en el PRD.

¿Y entre unos cuál es el pacto?

Ser parte de un equipo muy compacto que tiene mucha solidez.

¿Mucho de priistas?

El PRD está lleno de priistas, más de la mitad, quizá 80 por ciento.

Nos vamos, ¿aún se piensa que sirve?

Siempre he sentido que sirvo para algo.

¿Aún piensa que le servirá al PRD?

Creo que sí, por eso quiero ser su presidente.

¿Sin traiciones?

Sin traiciones y con franquezas.

¿Sin trampas?

No las necesitamos. Ojalá todos piensen igual.