ENTREVISTA | POR CLAUDIA HIDALGO

Teresa Castell, primera candidata independiente a la gubernatura del Estado de México afirma que sería necesario que la figura madure y no la desaparezcan los partidos, quienes siguen con el "sartén por el mango".

"Que las reglas sean justas para los ciudadanos"

La aspirante en entrevista con MILENIO Estado de México.
La aspirante en entrevista con MILENIO Estado de México. (Iván Carmona)

Toluca

Sin importar los resultados del 4 de junio, la empresaria Teresa Castell ya hizo historia en este proceso electoral. Es la primera candidata independiente que se "aventó" a buscar el voto de 11.3 millones de electores, de una entidad tres veces más poblada que Nicaragua o la mitad de Canadá. Ha sido un proceso difícil. Una carrera de obstáculos donde vino a "picar piedra", a enfrentarse a grandes estructuras políticas que al ver el Poder ciudadano seguramente pondrán nuevas trabas a las candidaturas independientes antes que cavar su propia tumba.

Tranquila, convencida que hizo un buen papel, que no dejó en mal a los ciudadanos, reconoció que pudo llegar más lejos, solo con un poco más de recursos y condiciones legales menos adversas, donde sembró precedentes que seguramente aprovecharán muchos independientes en las elecciones municipales y distritales de 2018.

En entrevista con MILENIO Estado de México, Teresa Castell, aseguró, llegó para quedarse. No tiene ni una intención de sumarse a la nueva administración estatal sino la encabeza, si está dispuesta a compartir su proyecto de gobierno ciudadano y luchará porque las reglas sean más justas para los ciudadanos que buscan un cargo de elección popular.

TE RECOMENDAMOS: Teresa Castell pide no votar por gobiernos "ninis"

A PICAR PIEDRA

-¿Volvería a competir por la vía independiente?

Si volvería a hacerlo. No me arrepiento. El movimiento significó mucho para la gente, significó que los ciudadanos existimos, que no somos ignorados ni tenemos porque serlo. Fue un grito y un tema de decirle basta que nos ignoren, basta de engaños, y basta de que quieran venir a decirnos lo que deseen por nosotros. La economía la generamos nosotros; ellos tienen que administrarla y lo hacen pésimo. Por supuesto que lo repetiría, con las mismas ganas, el mismo ímpetu y no me arrepiento de nada hecho en todo este trayecto.

-¿Qué se necesita para tener piso parejo?

El tema del dinero, la estructura, los medios de comunicación porque no todos fueron democráticos. Cambiaría los requisitos y derechos. La estructura al final no fue un inconveniente con los voluntarios, tampoco el tiempo, si la parte económica porque nos enfrentamos a quienes tienen millones y millones, contra miles de pesos de un independiente. La realidad es que son candidaturas hechas a modo -en la ley- para que los políticos vuelvan a entrar por otra vía a un cargo de elección popular, no fue diseñada para ciudadanos. Mi camino y propuestas que son importantes no las trae nadie.

-¿Tuvo que picar piedra?

Picar piedra como la primera candidata independiente, impugnar los requisitos tan absurdos. No permiten que avances, pero la lucha sigue. Al final ya hice historia, pero no lo hubiera podido hacer sin la ciudadanía, tengo que estar hasta el final, en números acaba el 4 de junio, pero la lucha por nuestros derechos jamás va a acabar, esté sentada en la gubernatura.

TE RECOMENDAMOS: Castell niega tener injerencia en "campaña sucia" contra Morena

NO VA A DECLINAR NUNCA

La candidata independiente reconoció los dos debates como los únicos momentos de equidad, como la mejor oportunidad para que la gente supiera de su existencia, porque con el poco dinero que tiene no ha podido llegar a todos los rincones y el número de spots en radio y televisión otorgados por el INE fueron marginales. Le ayudó ir en contra de los partidos políticos, pero no del todo porque la gente -abundó- está cansada y molesta, no cree, no quiere votar, hay un gran descontento e incluso ignorancia sobre la figura de candidatos independientes.

Firme asegura que no piensa declinar ni ahora ni nunca ante ningún partido; hacerlo sería muy lamentable. Tampoco se visualiza dentro de ninguno de los equipos de sus contrincantes porque no hay similitudes ni proyectos comunes.

"No creo en ninguno de los partidos ni creo que valga la pena participar en el gabinete del Estado de México. No me veo de ningún color. Gana la ciudadanía al conocer que ya no es necesario pertenecer a algún partido, hoy la gente puede salir a votar", pensar en un nuevo partido sería un tema que se debe explorar con los mismos ciudadanos para tener las mismas posibilidades, pero eso será un tema posterior. El problema no son las instituciones, acotó, sino quienes están dentro de los partidos, por eso poca gente confía en ellos, pero también se debe reconocer que es muy difícil llegar desde la vía independiente, sería necesario que la figura madure y no la desaparezcan los mismos partidos, que siguen teniendo el "sartén por el mango".

"Es claro, lo pueden hacer, ya vieron el riesgo que representan los ciudadanos. Lo hicieron en Monterrey con la Ley Anti Bronco, seguramente harán la Ley Anti Castell para que nadie vuelva a participar, eso temo. Sería un retroceso pasar esto y regresar a que nos mantengan en un puño; hacer un partido sería un trabajo inmenso que se tendrá que explorar, pero los ciudadanos debemos tener representatividad de una u otra manera, no podemos seguir siendo espectadores, se están acabando todo y no pasa nada", enfatizó la candidata.

TE RECOMENDAMOS: Penas más severas a quien violente a una mascota: Castell

INDEPENDIENTES SOLOS

El riesgo de que los partidos obstaculicen el trabajo de una gobernadora independiente existe, pero de hacerlo serán exhibidos y eso los hará perder más. Por eso, agregó, no se puede dejar pasar este momento histórico, 46 por ciento de la población no quiere votar por los partidos, busca otras opciones. Por eso, insistió, Teresa Castell se animó a entrarle a la contienda. Ya no hay de otra, dejar que la entidad siga en picada y ser un simple espectador o hacer un cambio real.

"Decidí decir basta y salir. Ahora en 2018 vendrán muchísimas candidaturas independientes y será un gran momento gracias a esta impugnación habrá bastante movimiento. Con eso valdrá la pena la lucha, que vean los partidos como sus votos se van diluyendo y van perdiendo poder. Eso generará conciencia y que los partidos cambien su forma de sistemas porque cada vez será más complicado, aunque mi mayor preocupación será que la Legislatura haga algo para que ya no nos dejen llegar. Para la siguiente elección ya no les da tiempo pero el riesgo está latente" subrayó.

En 2018 espera estar en Casa de Gobierno si el voto de los mexiquenses la favorecen, de otra manera seguirá participando, apoyando a quienes van por la vía independiente, siempre y cuando sean ciudadanos puros que no busquen utilizar la figura como otra entrada al sistema político.

"Ya no hay retorno. Tanto poder social no se puede sepultar" concluyó la primera candidata independiente que va por la entidad más poblada e importante del país, con un presupuesto anual de 260 mil millones de pesos y asignaciones extraordinarias de libre manejo de hasta 50 mil millones.

KVS