Se manchó el proceso interno del PAN, dice Bailey

El dirigente estatal del PRI, Eduardo Bailey Elizondo, consideró que el resultado de la elección demuestra los nexos que hay entre la neocúpula panista y casineros.
El líder estatal del PRI, Eduardo Bailey.
El líder estatal del PRI, Eduardo Bailey. (Archivo)

Monterrey

El dirigente estatal del PRI, Eduardo Bailey Elizondo, advirtió que el resultado de la renovación del comité del PAN de Monterrey evidencia la relación de la neocúpula panista con los propietarios de casinos y antros.

Agregó que el apoyo de la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes a Iván Garza, el nuevo líder panista en Monterrey, es prueba fehaciente del vínculo de los que integran la neocúpula con casineros y dueños de antros.

Dijo que, “sospechosamente siempre ha existido esa relación” y recordó que cuando Zeferino Salgado fue alcalde de San Nicolás, su administración recibió un helicóptero de un propietario de centro de apuestas.

También citó el caso de Fernando Larrazabal y su hermano Jonás, el vendedor de quesos, que fue videograbado cuando presuntamente pedía dinero a un dueño de casinos.

Comentó que el hecho de que militantes del PAN, como José Luis Coindreau y Luis Santos de la Garza, “le pusieron el cascabel al gato” al denunciar las irregularidades y la intervención de Arellanes Cervantes a favor de su candidato, demuestra la división que hay al interior de ese partido.

“Fue muy obvio que se manchó el proceso interno del PAN para elegir la nueva directiva, encabezada por una persona que tiene vínculos con los empresarios de casinos, y hay evidencia de ello”, concluyó.