Imputan al "Chapo" 11 cargos más; se declara “inocente”

Libra la pena de muerte; tortura y mando de grupo criminal, entre las nuevas acusaciones.
Joaquín Guzmán Loera compareció ayer en un juzgado de Brooklyn para el inicio del juicio en su contra.
Joaquín Guzmán Loera compareció ayer en un juzgado de Brooklyn para el inicio del juicio en su contra. (Christine Cornell/Reuters)

Nueva York

El narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán se declaró no culpable por los 17 delitos que se le imputan ante un tribunal de Nueva York, entre los que están homicidio, tortura y dirigir el cártel de Sinaloa.

El defensor público del acusado presentó una declaración de inocencia de los cargos, por lo que de ser encontrado culpable le harían acreedor a una sentencia de por vida.

El fiscal del Distrito Este de Nueva York, Robert Capers, informó que el juicio se puede prolongar por varias semanas. Añadió este viernes que las autoridades judiciales no estaban al tanto de lo que sucedería, sin embargo estaban preparados.

También dijo que, de acuerdo con lo convenido con el gobierno de México, quedó excluida la posibilidad de aplicar la pena de muerte.

El líder del cártel de Sinaloa fue trasladado el viernes en la mañana a un juzgado en Brooklyn para la lectura de cargos y el comienzo del juicio en su contra.

El Chapo fue extraditado de México el jueves por la tarde a partir de cargos presentados en Nueva York, Florida, Texas, Illinois, Arizona y Nueva Hampshire, pero la acusación formal será llevada conjuntamente por las fiscalías de Nueva York y Miami.

En conferencia de prensa, tanto Capers como el fiscal del Distrito Sur de Florida, Wilfredo Ferrer, explicaron partes del procedimiento que se seguirá para coordinar las acciones que desde hace varios años se han ido reuniendo contra el narcotraficante mexicano en distintos estados.

El gobierno estadunidense busca decomisar 14 mil millones de dólares como parte del proceso judicial contra el líder del cártel de Sinaloa.

Tras la rueda de prensa, Guzmán compareció por primera vez ante un tribunal de Brooklyn para la lectura formal de los cargos, en medio de especiales medidas de seguridad que incluían efectivos armados con subfusiles automáticos a las afueras del edificio.

Vestido con un uniforme azul oscuro, El Chapo leyó los cargos, asistido por un intérprete, y se declaró no culpable, a la espera de una nueva audiencia, programada inicialmente para el 3 de febrero, aunque puede llegar a aplazarse a petición de la fiscalía.

AUTORIZA CANCILLERÍA JUZGARLO POR MÁS ILÍCITOS

La cancillería informó que el gobierno de Estados Unidos le solicitó consentimiento para juzgar a Joaquín Guzmán Loera por delitos adicionales a los acordados en su extradición el 20 de mayo de 2016, lo cual México concedió, por lo que será procesado ante la Corte Federal para el Distrito Este de Nueva York.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) apuntó que en virtud del proceso abierto contra Guzmán Loera en Nueva York, el gobierno presentó formalmente la solicitud de ampliación, conforme al tratado de extradición entre ambos países y “otorgó garantías suficientes respecto de que no impondrá la pena de muerte, o de que en caso de ser impuesta, ésta no será ejecutada al extraditado”.

La opinión en México fue emitida por la Procuraduría General de la República (PGR) y la cancillería otorgó el consentimiento solicitado.

Agregó que de conformidad con la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, el consulado de México en Nueva York procederá a otorgar asistencia consular al extraditado.

Con información de: Lorena López/México.