• Regístrate
Estás leyendo: El ‘gasolinazo’ fue un acuerdo del Congreso: Meade
Comparte esta noticia
Sábado , 18.08.2018 / 02:32 Hoy

El ‘gasolinazo’ fue un acuerdo del Congreso: Meade

Reconoce que él implementó la medida para fijar los precios máximos de los combustibles que, a su consideración, dan certeza y fortaleza al país al abrir espacios para la inversión; rechaza la paternidad.

Publicidad
Publicidad

El precandidato presidencial de la coalición PRI-Verde-Panal, José Antonio Meade, reconoce que él implementó la medida para fijar los precios máximos de los combustibles que, a su consideración, da certeza y fortaleza al país, al abrir espacios para la inversión.

En entrevista, el priista niega la paternidad de los gasolinazos que le achaca el abanderado de la coalición PAN-PRD, Ricardo Anaya, al referir que fue una norma legislada por el Congreso y que a él, en su carácter de secretario de Hacienda, le tocó explicarla y usarla.

Afirma que el país todavía tiene un reto muy importante para abatir la pobreza, en el que se tiene que privilegiar el enfoque: “No es solo dar pescados, sino enseñar a pescar”.

En ese sentido, dice que hay seis elementos para “enseñar a pescar” que harán de cada uno de los mexicanos “exitosos”: educación, salud, seguridad social, vivienda, servicios de vivienda y alimentación.

La política social debe atender las necesidades de cada región, pues las preocupaciones del norte no son las mismas que las del centro o las del sur.

***

Sonríe con modestia y baja la mirada cuando se le recuerdan sus 20 años de servicio público, su paso por cinco secretarías de Estado y dos gobiernos federales de distinto partido; cuando se le rememora esa imagen curiosa y hasta histórica de la madrugada del 1 de diciembre de 2012, cuando la administración de Felipe Calderón cede la estafeta a la de Enrique Peña Nieto y Meade pasa de las filas del panista a las del priista.

Sobre sus adversarios políticos es mesurado. Pocas veces los menciona en sus encuentros de precampaña. Tampoco suma los sobrenombres que le han lanzado Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador. ¿Por qué? Porque confía en ganar el proceso electoral del próximo 1 de julio apostando por una campaña de ideas, propuestas y soluciones, en lugar de descalificaciones.

Ya ha visitado más de 17 entidades, ¿cómo lo trata la militancia de los partidos?

Me trata muy bien, siento una militancia tranquila, contenta, esperanzada, con vocación de triunfo; en un buen diálogo, en un buen equipo. Me han recibido en cada lugar que he visitado con cariño, con afecto, con la posibilidad de recordar lo mucho que hemos recorrido juntos y lo que nos falta por hacer.

En menos de cuatro años el dólar pasó de 12 a 20 pesos, ¿cómo hacerle frente a esta herencia que deja el actual gobierno?

El peso en México se ajusta en un esquema de libre fluctuación. Dicen los economistas que hay dos formas de pintar la casa; una es dejarla fija y que se mueva la brocha, y la otra es dejar la brocha fija y que se mueva la casa.

“A México le ha funcionado bien el régimen de libre flotación, permite que el tipo de cambio se ajuste frente a cambios en el entorno, que ha sido bien complicado para los países emergentes; un entorno en donde la política monetaria de los países desarrollados se ha venido apretando y eso nos presiona.

“Un entorno donde cayeron de manera muy importante los precios de los bienes básicos, que es el caso específico del petróleo”.

Ha tenido fuertes críticas, lo han llamado, inclusive, El padre del gasolinazo.

A mí me tocó implementar una medida que ya estaba legislada, me parece además que era una medida correcta. Esa medida abrió un mercado muy importante.

“México es el sexto mercado más grande de gasolinas en el mundo. Me tocó implementar una estrategia que tocó las finanzas públicas, que permitió que se reflejara en México el costo de los combustibles, me permitió, con cargo a ello, generar nuevos espacios de inversión, mejorar la seguridad en el sector energético y ubicar así a México en todo el mundo.

“Hoy en el continente solamente Venezuela, Corea del Norte y Bielorrusia son los que pretenden administrar un precio que se fija en código”.

¿Rechaza el mote?

A mí me tocó implementar la decisión, me tocó explicarla, me tocó movernos en una dirección que le da al país confianza, que le da estabilidad, que le da la posibilidad de mayor inversión, que nos mueve al mismo esquema que se tiene desde Guatemala hasta Estados Unidos, todos los países en el continente.

“Siempre he dando la cara y explicado qué es lo que me parece que se tiene que hacer en la política, muchas veces implica tomar o implementar decisiones complicadas. En este caso es lo que se tiene que hacer y es como cuando vas al doctor. Lo que quiere uno del doctor es que explique cuál es el tratamiento, cuál es la medicina, cuál es régimen que nos permita recuperar o preservar la salud, y siempre prefiere uno que el médico le hable con la verdad, que le hable uno de frente, que le hable sobre cuáles son las medidas que hay que tomar para recuperar o preservar la salud.

¿Se podría decir que para la sociedad era un mal necesario.

Creo que en el mundo tratar de mantener los precios artificialmente altos o bajos no es una buena política pública.

¿Qué piensa hacer para combatir la desigualdad, que parece ser el origen de todos los males?

Creo que tenemos un reto muy importante en materia de pobreza, tenemos o seguimos teniendo más de un México, seguimos teniendo un norte y un sur, un México que genera desarrollo y empleo, y un México que está ajeno a esos beneficios. Se dice mucho en Desarrollo Social que no debemos dar pescados, sino enseñar a pescar.

“Lo importante es que traduzcamos los elementos necesarios para enseñar a pescar. En México identificamos seis, eso es lo que recogía la estrategia nacional de inclusión que se planteó cuando yo era el secretario de Desarrollo Social, que el actuar del gobierno estuviera orientado a que esos seis elementos fundamentales estuvieran cubiertos, y cuáles son los elementos: educación, salud, seguridad social, vivienda, servicios en la vivienda y alimentación.

“Lo que escuchamos, historia tras historia, es que cuando esos seis elementos están presentes en la vida del mexicano, sale adelante, es exitoso, puede construir y forjar su propio destino pero, al mismo tiempo, vemos que cuando el mexicano está ajeno de cualquiera de los seis, los retos que está enfrentando no le permiten salir a pescar ni construir su propio destino.

“Por lo que toca a nosotros... el asegurar estos mínimos, el asegurar que los niños estén en la escuela, el asegurar que no falte médico ni doctor ni medicina.

“Esta transversalidad en el ejercicio de los derechos sociales que nos debe de llevar a que hagamos una política social focalizada. No podemos enfrentar los problemas si tratamos o si buscamos que la política social sea igual. En todos los casos son diferentes los retos por regiones, son diferentes a nivel de familia que obligan que los enfrentemos de manera focalizada y regional, puntualmente viendo que es lo que le duele a la persona a la que estamos buscando acompañar en su esfuerzo diario por tener certeza de que haya alimentación en la mesa familiar y que vea satisfactoria en su hogar.

*Precandidato de la coalición Meade Ciudadano por México a la Presidencia

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.