Necesario, legalizar acciones del Ejército contra el crimen: Barbosa

El presidente de la Mesa Directiva del Senado pidió que el tema se discuta como parte de la reforma de seguridad en el próximo periodo ordinario de sesiones en septiembre.
Miguel Barbosa, coordinador del PRD en el Senado.
Barbosa, dijo que se requiere legalizar las acciones de las Fuerzas Armadas para que su desempeño sea institucional. (Especial )

Ciudad de México

El presidente de la Mesa Directiva del Senado y coordinador del PRD, Miguel Barbosa, insistió en que es necesario legalizar el desempeño del Ejército y la Marina-Armada de México en la lucha contra el crimen, al señalar que con 66 mil elementos desplegados en todo el país resulta insostenible mantener esta simulación.

En este sentido, llamó a las demás bancadas a pronunciarse, con la intención de que ese tema se discuta como parte de la reforma de seguridad en el próximo periodo ordinario de sesiones en septiembre.

"Porque es parte de la nueva estrategia en contra del crimen organizado y a favor de mejorar la seguridad pública; hoy se requiere legalizar las acciones de las Fuerzas Armadas para que su desempeño sea perfectamente institucional", dijo.

El legislador dijo que esta "legalización" tiene que ver con la participación que tienen hoy ambos institutos armados en contra del crimen organizado y la delincuencia, "para eliminar, en cada acción de los integrantes del Ejército o la Marina, fallas que se convierten en debilidades institucionales".

Recordó que de acuerdo a declaraciones del propio presidente Enrique Peña Nieto hay cerca de 66 mil marinos y militares desplegados para funciones de seguridad y con ese nivel de fuerza en las calles resulta inevitable que se presenten hechos en los cuales los soldados y marinos se ven involucrados en acciones cuestionables".

Tras la investigación abierta recientemente a un grupo de militares por la desaparición de cuatro jornaleros en Zacatecas, Barbosa Huerta puntualizó que a diario ocurren sucesos que ponen a prueba a los elementos del Ejército mexicano, "y el hecho de que se reconozca que en algunos casos ha habido excesos o desviación de comportamientos por parte de éstos, no significa debilitar a la institución".

Puntualizó que la fortaleza de una institución se encuentra en la capacidad de reponer estos errores, faltas y excesos, "y creo que el Ejército los tiene de manera suficiente".