Mafias se apoderaron del PAN, considera el dirigente del PRI

Eduardo Bailey Elizondo atribuyó la derrota de Margarita a que las "cabezas" del albiazul se apoderaron de ese partido.
Eduardo Bailey Elizondo, dirigente estatal del PRI.
Eduardo Bailey Elizondo, dirigente estatal del PRI. (Jorge López)

Monterrey

Para el dirigente del PRI en la entidad, Eduardo Bailey Elizondo, el proceso para designar al candidato del PAN a la gubernatura generó una disputa de mafias hacia el interior de esa organización política.

Dijo que la razón por la cual la alcaldesa regia con licencia, Margarita Arellanes, no alcanzó la votación suficiente fue porque las “cabezas” de Acción Nacional se han posesionado de la institución.

“No, a nosotros nos da igual que hubiese sido Margarita Arellanes o que sea Felipe de Jesús Cantú, porque tenemos las condiciones para ganarles en la elección constitucional a cualquiera de los dos”, precisó el líder priista.

Agregó Bailey que es indiscutible la fortaleza con la que cuenta el PRI, además de lo que tanta falta les hace a los panistas, refiriéndose a la unidad, que es básica para obtener esa fuerza que se requiere.

“También, debemos de resaltar el carisma, simpatía y los resultados en los cargos que ha ocupado Ivonne Álvarez, precandidata a la gubernatura, tiene el reconocimiento de la ciudadanía”, puntualizó.

Dijo que desde que fue diputada local, posteriormente los cargos que ocupó, dirigente del DIF en Guadalupe, alcaldesa de ese municipio y como senadora durante tres años, han sido lo que la mantiene en las preferencias de un amplio sector de la población.

Agregó que eso por mucho rebasa a Felipe de Jesús Cantú y Margarita Arellanes, a quienes les hace falta esa sensibilidad social y la empatía con los más necesitados.

“Creo que están muy claramente definidas y establecidas las fortalezas que ella ha adquirido a lo largo de su carrera”, especificó.

En síntesis, ni una, ni el otro, tienen esos atributos que se ganan y no con publicidad, sino con resultados en los lugares que ha ocupado dentro del servicio públicos sea en cargos administrativos como electorales.

Bailey sentenció que en el caso de Felipe de Jesús Cantú, pues fue un alcalde de muy pocos buenos resultado cuando fue alcalde de Monterrey.

“Fue su administración muy cuestionada y prácticamente la entregó al PRI con un excelente candidato y mejor alcalde, Ricardo Canavati”, sentenció.

Además agregó que a la venta de los terrenos del lecho del río Santa Catarina, hubo actos de corrupción muy sonados durante el trienio del ahora candidato a la gubernatura, quien será, sin duda, “presa fácil”.

Y… destacó que “eso mismo es lo que ha caracterizado a la administración encabezada por Margarita Arellanes, pues  los resultados están a la vista, además de la corrupción”.