Alistan creación de edificio para policías de Pesquería

Con el apoyo de Ternium y el Gobierno del Estado, se proyecta una edificación que pueda albergar al menos a 100 elementos policiacos. 

Monterrey

El alcalde de Pesquería, Miguel Ángel Lozano, anunció que se proyecta la creación de una nueva edificación que buscará albergar a los elementos policiacos.

Lozano manifestó que actualmente el Ayuntamiento no cuenta con cárcel municipal, ni tampoco con un espacio destinado especialmente para los policías municipales o de apoyo, por lo cual pidió a las autoridades estatales ayuda para la construcción.

Ante ello, mencionó que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón logró un diálogo con Máximo Vedoya, presidente de Ternium México, con quien dijo, el Estado se aliaría con una inversión compartida para la creación de un edificio para la policía de Pesquería.

"El problema es que el municipio no cuenta con una Secretaría de Seguridad Pública, no cuenta con la cárcel, no cuenta con el equipamiento de seguridad, le pedimos al gobernador su ayuda y el gobernador nos mandó alrededor de 100 elementos de seguridad a reforzar, y él le pidió y yo hice lo conducente para pedirle a Ternium que se solidarizara y que nos ayudara, donde el presidente de Ternium México, Máximo Vedoya, dio la anuencia de ayudarnos a construir", comentó.

Según informes previos del proyecto, se estima que la nueva edificación para la policía de Pesquería cuente con un espacio de 1.2 hectáreas, con la posibilidad de albergar a 100 elementos.

Destacó que se estima una inversión entre el Estado y la empresa Ternium por 20 millones de pesos, el cual podría comenzar a la brevedad o en unos dos meses.

El edil de Pesquería dijo que espera que la empresa Kia Motors se ponga "las pilas" para apoyar al ayuntamiento a la creación de estos espacios.

A su vez, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón mencionó que también se tuvo que apoyar con policías de Fuerza Civil al municipio de Pesquería, debido a que solo contaba con ocho elementos por turno, lo cual eran insuficientes.

Agregó que al no tener una cárcel municipal, la policía internaba a los imputados a celdas del municipio de Apodaca, lo que también causaba problemas con la familia de los que cometían faltas administrativas.