Con la demolición se acabó el grupo que marcó una historia negra en Jalisco

Protección Civil reporta daños menores en la zona donde se encontraba el edificio.
El edificio permanecía cerrado desde un poco más de dos años
El edificio permanecía cerrado desde un poco más de dos años (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Con dos detonaciones, a las 10.22 am y a las 11.10 am, quedó demolido el edificio Hermenegildo Romo García que perteneció a la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG), en el que planean construir un parque.

 

Así se termina el grupo "que marcó una historia negra en Jalisco, creo que los vecinos y toda la gente de esta comunidad estará muy contenta porque pronto verá un cambio en estas dos hectáreas", dijo el secretario general de Gobierno, Roberto López Lara, después de que se derribaron los edificios.

 

El titular de Protección Civil del Estado, Trinidad López Rivas dijo que en la revisión que hicieron los elementos después de las implosiones, encontraron daños menores: cuatro vidrios de casas quebrados y el impacto de algunas piedras que salieron como proyectiles.

 

Alejandro Mantecón González, director de la empresa PyroSmart, a la que le pagaron algo más de 11 millones de pesos, informó que también se harán cargo del retiro mecánico y el traslado de los más de tres millones 500 mil kilos de escombro. También se harán cargo de la fragmentación del auditorio, que no fue demolido, pues se usó como muro de contención y protección para las casas de la calle Manuel Nájera, que se encuentran a apenas 5 metros de distancia.