PRD en Senado pide estrategia contra deportaciones

El vicepresidente del Senado dijo que el gobierno federal necesita reforzar sus relaciones comerciales con otros países y crear una estrategia para enfrentar una posible oleada de deportaciones.
El Senado aprobó ascensos a militares propuestos por el Ejecutivo.
El también vicepresidente del Senado dijo que se debe analizar la política exterior de México. (Especial )

Ciudad de México

Tras el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos, el vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado, el perredista Luis Sánchez propuso la creación de grupos de trabajo para el análisis de la geopolítica mundial y el razonamiento de los tratados de libre comercio.

El legislador destacó la importancia de que el Senado junto con las secretarías de Gobernación, Relaciones Exteriores, del Trabajo y de Economía analicen y emprendan las acciones necesarias a fin de atender las posibles deportaciones de mexicanos por el eventual cumplimiento de las promesas de campaña del presidente electo de los Estados Unidos.

TE RECOMENDAMOS: Diputados: deportaciones no son un riesgo a la seguridad

Además, exhortó al presidente Enrique Peña Nieto para activar diversas consultas bilaterales y multilaterales con socios comerciales, naciones de la región de Hispanoamérica, Asia Pacífico y Europa para aumentar las relaciones comerciales.

El senador del PRD aseveró que tras los resultados electorales en Estados Unidos, México está obligado a diseñar acciones de gobierno y de políticas públicas en relaciones internacionales y comercio exterior.

"Hay que buscar reunirse con los gobiernos de América Central, a fin de elaborar una estrategia común relativa a profundizar y ampliar nuestras relaciones de cooperación comercial, industrial, tecnológica, científica y de desarrollo", indicó.

Además de impulsar un acuerdo migratorio que garantice los derechos fundamentales de los migrantes de Centroamérica y el establecimiento de medidas sociales, económicas y humanitarias ante posibles deportaciones masivas.

"Hay que acercarse con los gobiernos de la Asociación Latinoamericana de Integración, a fin de acelerar el proceso de integración regional que garantice la conformación de una Unión Hispanoamericana de Naciones, con una zona de libre tránsito de personas y mercancías desde el Río Bravo hasta la Patagonia", señaló.

Indicó que es necesario entablar comunicación con la Región Asia Pacífico, más allá del resultado final del TPP, para analizar la viabilidad de acuerdos comerciales bilaterales o multilaterales que incrementen el comercio exterior en esa zona.

El representante por el Estado de México resaltó que no es el momento de la división, sino por el contrario de la unidad de todas y todos los mexicanos y recordó la corresponsabilidad del Senado mexicano con la política exterior.

"El Senado debe ofrecer respuestas oportunas para enfrentar la nueva situación generada por este acontecimiento, brindar líneas de acción política que otorguen certidumbre a la población en nuestro país y en el extranjero", precisó.

Lamentó la inactividad del gobierno federal, previo y tras el triunfo de Donald Trump, pues dijo que carece de una estrategia para enfrentar los desafíos venideros.

TE RECOMENDAMOS: Sobreviviendo a Trump: la vida de un inmigrante tras la elección

Asimismo, calificó como "insuficientes" las medias anunciadas por el Ejecutivo federal y por el Consejo Coordinador Empresarial, en el sentido de que están preparados para atender a los 3 millones de mexicanos que se anuncia serán deportados, "cuando no son capaces de generar el millón de empleos que demanda anualmente las nuevas generaciones en el país".