Liliana Flores denunciará por dobles sueldos de funcionarios

La activista señala que se debe reintegrar el monto de lo que percibieron en la UANL.

Monterrey

Liliana Flores Benavides, ex diputada local y ex dirigente estatal de El Barzón, interpondrá este jueves una denuncia ante la Subprocuraduría Anticorrupción por los dobles sueldos que reciben varios funcionarios estatales.

 “No es posible que estén ganando dos salarios, cuando de antemano en uno de ellos no se asiste; y por el otro lado, se restituya el sueldo que devengaron sin ir a trabajar, ese daño patrimonial, ya sea al Gobierno del Estado o ya sea a la UANL.

“Si tú no fuiste a trabajar, estás haciendo un daño al erario o el de la UANL, más allá que puede configurarse un delito en cuanto se está ganando del erario sin trabajar. Sí interpondré una denuncia ante el fiscal anticorrupción para que se investigue y se repare el daño, y mañana la presentaremos”, reveló.

Flores Benavides dijo que también se debe investigar la entrega de mil millones de pesos en inmuebles al Isssteleón, que es patrimonio público.

MILENIO Monterrey informó que, al igual que sus titulares, algunos trabajadores de las Secretarías de Educación y Desarrollo Social en el Estado "dobletean" sus labores en el Gobierno y la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), recibiendo sueldos que van desde 10 mil hasta 151 mil pesos en ambas partes.

En una revisión a las últimas nóminas publicadas en el mes de diciembre del año pasado en sus portales de internet, se constató que, tanto Esthela Gutiérrez, secretaria de Educación, como Luz Natalia Berrún, secretaria de Desarrollo Social, siguieron cobrando simultáneamente en el Instituto de Investigaciones Sociales y en la Secretaría de Asuntos Universitarios de la UANL, respectivamente.

 

Denuncia por caso de cobijas

Flores Benavides acudió este miércoles las 16:15 a la Subprocuraduría Anticorrupción dependencia que encabeza Ernesto Canales Santos, pero fue atendida por una abogada del equipo de Aldo Fasci Zuazua, fiscal anticorrupción. 

La activista interpuso la primera demanda de hechos por el presunto acto de corrupción por la adquisición de colchas que realizó la Subsecretaría de Adquisiciones y mañana será por el dobleteo de funcionarios que también cobran en la Universidad Autónoma de Nuevo León.
“Se le preguntó al fiscal que con este tipo de denuncias que se presentan en los medios él puede actuar, él dice que no, que no puede actuar ante este tipo de notas y que se necesitaba una denuncia, que podía ser anónima, y no la hice anónima, yo la hice a mi nombre y me la recibieron.

“De entrada, hay una serie de irregularidades de que la empresa en realidad está integrada por prestanombres y tiene una dudosa reputación, y por el otro lado, es una afectación al patrimonio público, porque se compraron productos más caros que en lo que en realidad cuestan, y hablamos de casi 20 millones de pesos que se pagaron de más o alguien se los quedó”, señaló.