Abogado: padres de los 43 no están divididos, solo opinan diferente

Vidulfo Rosales, abogado de los familiares de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, dijo que si la Normal de Ayotzinapa tuviera vínculos con la delincuencia organizada ya hubiera salido a la luz.
El plantón de los padres de los normalistas duró 43 horas.
Los padres de los 43 desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa. (César Velázquez)

Ciudad de México

En el grupo de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos no hay división sino diferentes opiniones, dijo el abogado del movimiento, Vidulfo Rosales.

En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen, afirmó que "toda organización no es monolítica, hay diferentes visiones".

"Quisiéramos decir que fue una voz de un padre de familia que pidió que no solo se investigue a las autoridades sino que haya una investigación por todas partes. Que se investigue por qué fueron a Iguala, al director de la escuela y todo ese comentario que se viene dando.

"Hay un grupo de padres que cree y que tiene la convicción de que también hay que investigar a la escuela", dijo Vidulfo Rosales.

El también representante del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan dijo que la dirección de la Normal Rural de Ayotzinapa está dispuesta a colaborar en la investigación.

"Si la Normal tuviera algo que ver ya hubiera salido a la luz. En este caso, cada quien ha estado posicionándose, estoy seguro que si hubiera algo de esto, ya hubiera salido a la luz. Pero para no seguir alimentando esta idea, que se investigue lo que se tenga que investigar. No hay ente más interesado que la Normal en que los hechos se esclarezcan y existe toda la disposición de la escuela para comparecer", dijo.

"Es un mito pensar que en la Normal se esconden cosas, que tiene este famoso comunismo o socialismo".

Agregó que investigar a la Normal Rural no debe ser una distracción "para avanzar en las líneas principales que nos ofreció el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes".

Ayer, MILENIO publicó que la investigación por la desaparición de los normalistas había derivado en la división del grupo de padres de familia víctimas del caso y que había un grupo que pidió al gobierno federal investigar por qué los normalistas habían ido la noche del 26 de septiembre a Iguala.