“No se encabronen: no se les caerá el negocio”

Perredistas y Verdes debatieron con epítetos: "focas aplaudidoras", se oyó de un lado; "contreras", sonó en el otro.
Arturo Escobar, del PVEM, durante la discusión.
Arturo Escobar, del PVEM, durante la discusión. (Especial)

México

La discusión del tercer dictamen de la reforma energética subió de tono cuando diputados de PRD y PVEM se enfrascaron en una discusión áspera. Los perredistas acusaron a sus oponentes de ser "focas aplaudidoras" y pidieron no "encabronarse" por las críticas; los ecologistas criticaron a los primeros que digan no a todo e hicieron una recomendación: si no les gusta el rumbo del debate, ganen las elecciones y hagan sus leyes.

El líder del Verde, Arturo Escobar, ironizó al señalar que el dictamen será aprobado por unanimidad, "pues en él consta toda la plataforma de partidos de izquierda". Además, aceptó un reto del vicecoordinador de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía, para firmar ante notario público que la reforma reducirá los costos de la energía eléctrica (este compromiso se cumplirá hoy en la sesión de la Comisión de Energía).

—Las focas aumentan para aplaudir más fuerte al Ejecutivo. ¡Bienvenido, diputado ecologista! —respondió el perredista Mario Alejandro Cuevas.

Luego enderezó el debate contra el panista Rubén Camarillo:

—Diputado Camarillo: no se enojen, no se les va a caer el negocio; tienen los votos para hacerlo, no se encabronen, tranquilos. Vamos a discutirlo frente a la nación.

Escobar, recién incorporado a la Comisión de Energía, no se quedó atrás y respondió al perredista:

—Cuando se está contra todo: de la reforma educativa, en telecomunicaciones, energética... uno se da cuenta de que lo que buscan (los opositores) es raja política. No es patriotismo, es raja política.

"Lo de ustedes —siguió— son los adjetivos: dicen que somos porristas (del Presidente). ¿Qué más nos dijeron? Que éramos focas aplaudidoras. ¡Digan lo que quieran: si no les gusta la decisión que estamos tomando, ganen la mayoría en las elecciones".

En el contraataque, el perredista Luis Espinosa Cházaro quiso buscar a un interlocutor válido:

—No contesto los señalamientos de diputados del Verde, porque preferimos seguir debatiendo con los dueños de los votos (PRI y PAN), no con quienes les echan porras.

Ayer se discutió la minuta que contiene las nuevas leyes de Pemex y CFE, además de que se integró un adéndum para crear autogobiernos en ambas empresas.

El priista Javier Treviño dijo que la propuesta cumple con todos los postulados constitucionales y permitirá a Pemex y CFE ser comercialmente exitosas, al gozar de regímenes jurídicos que les permiten flexibilidad y autonomía en sus decisiones.

En respuesta, la perredista Claudia Bojórquez dijo que PRI y PAN ya tenían pactada su aprobación, "pero nuestra responsabilidad es señalar los grandes riesgos y las grandes trampas" de la reforma.

Al final, en la guerra de epítetos, hubo empate entre Las Focas verdes y Los Contreras amarillos.