Insuficiente, disculpa de Navarrete: senadores del PRD

El senador guerrerense, Armando Ríos Piter, urgió a la dirigencia nacional de su partido revelar quién impulsó la candidatura de José Luis Abarca a la alcaldía de Iguala.
Armando Ríos Piter, senador del PRD.
Armando Ríos Piter, senador del PRD. (Tomada de Twitter / @SenadoresPRD)

México

El perdón expresado ayer por Carlos Navarrete, dirigente nacional del PRD, es insuficiente pues lo importante es que se detenga a todos los involucrados en los ataques y la desaparición de normalistas en Iguala, aseguraron senadores de dicho partido.

“El planteamiento fue incompleto, no podemos quedarnos con el tema de un perdón. Es lamentable haber tomado esa decisión pero es indispensable que se exija al propio partido y a la dinámica que está ocurriendo que se llegue a las últimas consecuencias y se realicen las investigaciones que se tengan que hacer”, dijo el senador guerrerense Armando Ríos Piter.

En conferencia de prensa, Ríos Piter negó tener vínculos con el alcalde con licencia de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca, y pidió a la dirigencia de su partido que revele quiénes impulsaron la candidatura de Abarca.

“Hay que exigir que se evidencie y se dé a conocer con toda transparencia cómo se tomó la decisión de que él fuera candidato, quiénes intervinieron, y qué estuvo involucrado en esa decisión. Ahí tiene que llegar a las últimas consecuencias porque en la medida que el partido profundice no sólo dará confianza en que se está atendiendo el asunto sino que esto no va a volver a ocurrir”.

Por su parte, la senadora Dolores Padierna acusó a la esposa del alcalde de Iguala, María de los Ángeles Pineda, de estar relacionada con el narcotráfico e hizo notar que el PRD debe tomar una decisión respecto a ella pues fue elegida como consejera nacional del partido, aún cuando se tenía conocimiento de los señalamientos contra su marido.

“El resolutivo de la dirección nacional debe ir acompañado de acciones dirigidas al encarcelamiento de José Luis Abarca como responsable directo de la muerte de los compañeros perredistas y de ordenar la muerte de los estudiantes. Yo creo que es necesario ir a fondo, para definir en el caso de la esposa ¿qué va suceder con ella?”.

“Nosotros, de manera personal, le informamos a Jesús Zambrano que José Luis Abarca fue el asesino. Aún así en el Consejo Nacional del 7 de septiembre pusieron a la esposa en la lista de consejeros nacionales en la planilla de Nueva Izquierda; hoy es consejera nacional esta que es una mujer dedicada al narcotráfico, de la banda de Guerreros Unidos, siendo que ellos sabían perfectamente que José Luis, la esposa y los allegados pertenecían a la banda mafiosa de Guerreros Unidos”, aseguró.