Quieren diputados campaña nacional “antibullying”

No podemos permitir que un fenómeno como éste siga cobrando vidas. Ha habido foros, estudios y hasta el momento no tenemos los resultados que quisiéramos, señaló Lucía Pérez Camarena.
Lucía Pérez Camarena, secretaria de la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados.
Lucía Pérez Camarena, secretaria de la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados. (Tomada de Twitter / @LucyPerez2012)

Ciudad de México

La legisladora panista Lucía Pérez Camarena instó a las autoridades federales y estatales a poner en marcha una campaña nacional para frenar el “bullying” en las escuelas primarias y secundarias, tras la muerte de un menor en el estado de Tamaulipas.

Sostuvo que el “bullying” o acoso escolar, así como el maltrato infantil son dos graves fenómenos en México que no se pueden seguir observando sin hacer nada: “las autoridades no pueden quedarse cruzadas de brazos”.

“No podemos permitir que un fenómeno como éste siga cobrando vidas. Ha habido foros, estudios, campañas y hasta el momento no tenemos los resultados que quisiéramos ver”, puntualizó.

La secretaria de la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados recordó que esta semana falleció un niño de doce años de edad en Ciudad Victoria, Tamaulipas, a consecuencia de las agresiones de cuatro compañeros, mientras en el Estado de México un pequeño fue golpeado y torturado por el concubino de la madre del niño.

Insistió por ello en la necesidad de que las autoridades federales y estatales realicen una campaña nacional a fin de frenar la violencia en las escuelas primarias y secundarias.

“Solicitamos al gobierno federal a que, en coordinación con los estatales y con las autoridades educativas en el país, inicie un intenso programa de prevención y orientación en contra del bullying a nivel nacional, pues los esfuerzos realizados a la fecha no han dado los resultados deseados”, dijo.

Pérez Camarena estimó que es preciso comenzar por la orientación desde la casa, desde la familia, aunque también hay una responsabilidad de parte de los maestros y de las autoridades educativas.

 “No agredo, no pego y sí respeto …puede ser el inicio de un plan nacional, en donde todas las escuelas de educación preescolar, primaria y secundaria, pongan en marcha bajo la difusión y supervisión de las autoridades locales y federales en materia de educación”, expuso.