Era ‘gasolinazo’ o cortar programas sociales: Camacho

Ante la situación financiera que enfrentaría México este 2017, el gobierno o subía impuestos a gasolinas o recortaba programas sociales como, explicó el coordinador del PRI en San Lázaro.
César Camacho, coordinador del PRI en San Lázaro.
César Camacho, coordinador de los diputados del PRI. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El coordinador de los diputados del PRI, César Camacho, explicó que el aumento a los combustibles era inevitable pues era esa medida o cortar programas sociales como el Seguro Popular o la pensión a adultos mayores, debido al costo que representaba el subsidio a las gasolinas de más de 200 mil millones de dólares al año.

“Gastábamos cerca de 200 mil millones de pesos al año para mantener un precio artificial y sostenerlo un año más habría tenido implicaciones: elevación de los impuestos, el aumento de la deuda, o bien, si esto no hubiera ocurrido, la desaparición de al menos Prospera, todas las campañas de vacunación, no habría cómo sufragar la pensión para adultos mayores, el Seguro Popular, los apoyos económicos a productores agrícolas o tampoco habría recursos para construir carreteras y el mantenimiento de caminos”, explicó Camacho en conferencia de prensa en San Lázaro.

El líder priista explicó que recortar el gasto público en esa magnitud habría equivalido al doble del presupuesto de Sedesol o a la mitad del presupuesto anual del IMSS, por lo que mantener el costo de la gasolina de 2016 hubiera sido imposible.

El líder del tricolor en San Lázaro agregó que la decisión de subir el precio de las gasolinas preserva la estabilidad de la economía en México en aspectos de microeconomía.

“Quienes militamos en el Partido Revolucionario Institucional e integramos el Congreso de la Unión, senadoras, senadores, diputadas y diputadas aquí presentes, asumimos con responsabilidad esta medida y expresamos nuestra completa solidaridad con el presidente Enrique Peña, respecto de las medidas que ha adoptado”, finalizó Camacho Quiroz.