Aprueban diputados "días polémicos"

El Día Contra la Homofobia y el Día de la Protección de la Vida Humana y el Niño que está por Nacer, fueron aprobados en el Congreso local con argumentos en contra del PRD y Panal.

Monterrey

La aprobación hecha por el Congreso local para instituir los días en Contra de la Homofobia, de la Protección de la Vida Humana y del Niño que está por Nacer, desató la controversia entre los diputados de los diferentes partidos representados.

Durante la última sesión ordinaria antes de salir de vacaciones, los legisladores avalaron fijar el día 17 de mayo como el Día Estatal de la Lucha Contra la Homofobia, y el 25 de marzo como el Día de la Protección a la Vida Humana y del Niño que Está por Nacer, que presentaron las comisiones de Desarrollo Social y Derechos Humanos y la de Equidad y Género.

En ambos casos, Carolina Garza Guerra y Francisco Treviño, del PAN, y José Juan Guajardo, del PRI, respaldaron las propuestas, mientras que Guadalupe Rodríguez, del PT, afirmó que asignar un día no representa nada y que al Gobierno del Estado le toca implementar acciones a favor de estos grupos.

En el primer caso del Día en Contra de la Homofobia, se recabaron 26 votos a favor y una abstención por parte del legislador del PT, al afirmar que el Congreso no tenía la facultad de instituir estos días, mientras que en el segundo fue avalado por 27 votos a favor, dos en contra (Dolores Leal Cantú, de Panal, y Guadalupe Rodríguez del PT, además de una abstención por parte de Erick Godar, del PRD.

El debate y la discusión se desataron con las posiciones entre el petista y los diputados locales de Acción Nacional y el PRI.

"Es una invención el niño que está por nacer... Están sacando una carta bajo la manga", dijo, "Están creando otro grupo vulnerable, hay que ver la trascendencia de las barbaridades que toma por decisión este Congreso... Las leyes actuales no reconocen como personas a los productos que no han dado a luz", apuntó el petista.

El priista Guajardo afirmó que no se daña al Poder Legislativo sino a la sociedad porque se está confrontando a grupos que legítimamente están encabezando una lucha social.

"Cada sector de la sociedad tiene su lucha legítima, a veces el problema es que en tribuna nos apasionamos tanto que lo único que logramos es confrontar a la sociedad y eso no está bien.

"Esta declaratoria no vincula, no crea derechos, no quita derechos, es el reconocimiento de una lucha social de un sector, respetamos y queremos garantizar la libertad de expresión dándoles este espacio y reconociéndoles una petición", indicó.

Treviño Cabello, del PAN, afirmó que la propuesta pretende proteger la vida del niño que está por nacer, como un derecho natural y fundamental de toda persona.

"No habría otro derecho de la persona, como el derecho a la libertad de expresión, al trabajo, a la libertad de culto, no se puede ejercer esos derechos si no se goza de la vida", manifestó el panista.

Su homóloga albiazul Garza Guerra descartó que la aprobación sea un certificado para el aborto.

"Es por ello que precisan que es importante redoblar esfuerzos y se trabaje en pro de la defensa de la vida humana, que ha sido vulnerada por la amenaza de la industria del aborto, y se garantice en la legislación de Nuevo León la protección a la vida de toda persona", dijo.