Diputados aprueban en lo particular ley de la niñez

PRI y PAN dejan fuera el reconocimiento a los derechos sexuales y reproductivos de los menores; la minuta regresará al Senado para su análisis y ratificación.
Los niños acompañados por sus familias, pudieron disfrutar de los shows infantiles.
La bancada del PRI y PAN dejaron fuera el reconocimiento a los derechos sexuales de los niños (Luis Tapia)

Ciudad de México

La Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, pero, a propuesta del PRI y del PAN, suprimió el reconocimiento a los derechos sexuales y reproductivos de los menores e incorporó, en cambio, el concepto de “salud sexual y reproductiva”.

El pleno cameral avaló en votación, a mano alzada, un conjunto de modificaciones a cinco artículos del nuevo ordenamiento, por lo cual será devuelto al Senado de la República para su análisis y ratificación.

Al fundamentar las reservas en tribuna, la legisladora panista Lucía Pérez Camarena sostuvo que los alcances de los derechos sexuales y reproductivos siguen a debate en el ámbito del derecho, por lo cual resulta inconveniente incorporarlos al marco jurídico y, sobre todo, a una ley dirigida a los menores de edad.

“Conforme a los avances en su discusión, los derechos sexuales y reproductivos abarcan el derecho a la decisión respecto del número de hijos, el acceso a los métodos anticonceptivos y a la libertad sexual, entre otros, pero son todavía un concepto en construcción, que no ha alcanzado el consenso necesario”, agregó.

En respuesta, la perredista Martha Lucía Mícher cuestionó la supresión de los derechos sexuales y reproductivos en el dictamen, al tiempo de acusar a la ultraderecha conservadora de negar a las niñas, niños y adolescentes el ejercicio de esas prerrogativas reconocidas por los instrumentos internacionales en la materia.

“¡Díganles a sus hijos e hijas que ustedes no quieren reconocer sus derechos sexuales y reproductivos! ¡Vayan y díganselo! Nosotros, nosotras, tenemos la frente en alto. No vamos a desconocer los derechos sexuales y reproductivos nomás porque Dios dice. ¡Aquí saquen a Dios y metan los derechos!”, arengó la diputada.

Por el PRI, el legislador Héctor Gutiérrez de la Garza defendió la aprobación de la reservas para eliminar cualquier ambigüedad y malas interpretaciones.

“No retrocedemos un ápice en la necesidad de una educación sexual integral, pero se establece que ésta sea conforme a la edad, en primer punto. Segundo, no estamos echando atrás ningún derecho humano de persona alguna y tan es así que establecemos que se protegen los derechos de la Constitución, el interés superior de la niñez, las leyes y los tratados internacionales”, puntualizó.