Presenta diputado reforma para permitir taxis privados

El legislador independiente, Luis David Ortiz, se pronunció a favor de transporte como Uber o Cabify, asegurando que contribuye a la movilidad sustentable y al cuidado del medio ambiente.
El legislador independiente, Luis David Ortiz.
El legislador independiente, Luis David Ortiz. (Foto: Especial)

Monterrey

Una reforma a la Ley Estatal del Transporte para regular el transporte privado y permitir el transporte tipo Uber, presentó este viernes ante la Diputación Permanente el legislador independiente, Luis David Ortiz.

El diputado en su calidad de integrante de la Permanente, comentó que propone que la Ley de Transporte para la Movilidad Sustentable del Estado de Nuevo León sea reformada a fin de que se considere como parte del servicio estatal del transporte al sistema privado.

Comentó que con este esquema de transporte en coche particular no se requiere de concesión y no es competencia con el taxi, ya que este servicio privado es de punto a punto, y es mediante llamada telefónica, en tanto que el taxi se mueve en la vía pública en busca de pasaje.

"Que sea resuelta a la brevedad (la reforma) y que podamos ya contar tranquilamente en Nuevo León con esta innovación o este nuevo servicio que lo puede dar Uber o Cabify u otras plataformas como prestadores del servicio, que no necesariamente son prestadores a través de una concesión pública", dijo en entrevista.

"Considerando como tal a aquel que se presta y formaliza previa solicitud enviada a través de teléfonos móviles, por lo que no está sujeto a concesión, permiso ni licencia especial.

Mediante dicho sistema se traslada al solicitante del servicio de un punto de partida a un destino previamente acordado entre el usuario y el prestador del servicio, y no cuenta con horarios, itinerarios, rutas o tarifas previamente establecidas por terceros ajenos a los contratantes", justificó Ortiz en el escrito presentado.

Señala que se trata de una nueva modalidad de trabajo en cuyo caso la persona prestadora del servicio se encuentra en ejercicio del derecho garantizado por los artículos 5 y 28 de la Constitución federal, relativos a la libertad de trabajo y de competencia económica.

Por ese motivo, comentó, la conducción de vehículos es una actividad lícita que en un marco de libre competencia económica no ataca derechos de terceros ni ofende los derechos de la sociedad.

Consideró que representa una opción de oferta y demanda en el mercado que contribuye a la movilidad sustentable y al cuidado del medio ambiente, ya que disminuye los trayectos en la búsqueda de nuevos pasajeros.

Agregó que además permite de una forma legal, segura y flexible la generación de ingresos en lo individual.