ENTREVISTA | POR DANIELA COHEN

César Camacho Quiroz Líder nacional del PRI

Al mandamás partidista le gustaría algún día cantar una de Armando Manzanero con él al piano; asegura que no es expresión de debilidad que a uno se le ablande el corazón con sus canciones; a PAN y PRD les dedicaría “Esta tarde vi llover”.

“Los dinosaurios también lloran”

César Camacho Quiroz, líder nacional del PRI
César Camacho Quiroz, líder nacional del PRI (Paola García)

México

A partir de su gusto por la música de Armando Manzanero, el dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, accede a charlar sobre el quehacer político desde el parangón con lo que representa su ídolo y las letras de algunas de sus canciones predilectas. Y desde el asiento como mandamás del Revolucionario Institucional, no duda en afirmar: “Los dinosaurios también lloran, se emocionan”.

¿Podríamos decir que es romántico? ¿Por qué el gusto por Armando Manzanero?

Tengo que admitir que sí, me gusta incluso tararear o cantar las canciones de Armando y, bueno, creo que no debe ser como una expresión de debilidad que a veces parezca que se le ablanda a uno el corazón escuchando las canciones del yucateco.

¿Se puede ser romántico en medio de dinosaurios?

Yo creo que también los dinosaurios lloran, también se emocionan.

¿Quiénes podrían ser estos dinosaurios?

Creo que en el país, en el partido, hay todo tipo de personas y al final nos gusta la música, nos gusta escuchar, sentir, nos solemos identificar con las letras y quedito o a voz en cuello nos atrevemos a cantar.

¿Qué tema la gustaría interpretar con Armando Manzanero?

Para mi esposa sería “Somos novios”.

Precisamente por esta canción Armando Manzanero es acusado por Sid Wayne de plagio. ¿A usted alguien lo ha plagiado?

Más bien me han imitado y me da mucha risa.

¿Qué opina de esos imitadores?

Que cuando alguien se toma demasiado en serio no vive bien la vida.

El papá de Manzanero fue un cantante no tan famoso, pero sí reconocido en Yucatán. ¿Usted tuvo un padre político?

Tuve un padre biológico que se convirtió en un padre político. La primera campaña a la que yo asistí fue a la de mi papá, cuando tenía 13 años, y me gustó mucho, no obstante que antes las campañas eran muy sencillas y entonces Metepec, municipio del que después fui presidente municipal, era muy pequeño, tenía solo 11 pueblos, la cabecera y el pueblo típico con sus artesanos. Yo no sabía bien por qué, pero me encantó.

***

Una de las peculiaridades entre César Camacho y Armando Manzanero es que ambos han sido maestros, los dos han ejercido la profesión de docente.

¿Considera colegas a los profesores de la CNTE?

Bueno, deben ser colegas entre sí, porque normalmente andan juntos.

¿No los considera maestros?

Tienen título de maestros, yo esperaría que ejerzan el magisterio.

¿Hacen falta maestros como César Camacho?

Nos hace falta gente que esté dispuesta a compartir no solo conocimiento, sino compartir vida. Creo que todos tenemos algo que ofrecerle a los demás, y quizás lo muy bueno de vivir en sociedades es cómo nos complementamos: lo que no sabe uno, lo sabe el otro.

Muchos conocen a Manzanero como El Maestro. ¿Qué es lo que más le gusta a usted de El Maestro?

A mí me gusta su talento. Es que a veces parecen tan sencillas las letras, que uno podría decir “yo hubiera querido escribir eso o habría podido escribirlo”, porque aparentemente es muy sencillo, pero bueno, cuando uno intenta, se da cuenta de que es mucho más complicado de lo que parece. Al final, como decía Neruda, la poesía no solo es de quien la escribe, sino de quien la necesita. Entonces, si uno necesita las canciones de Armando Manzanero, son nuestras las canciones de Armando Manzanero.

Así como habla de lo complicado que podría ser escribir estas canciones, ¿cree que es complicada la política en México?

Yo creo que cada día es más complicada, porque hay más actores. Pensamos diferente, la sociedad está muy pendiente de lo que pasa en la política, la sociedad quiere y tiene razón en que los políticos entreguemos cuentas, que digamos qué hacemos con el mandato de la gente.

¿Cómo llamaría a Manzanero?

Maestro, y me gustaría algún día cantar una de sus canciones y que él toque el piano.

“Mientras existas tú” es otro de los temas de Manzanero. ¿Mientras exista quién este país no va a avanzar?

La gente que no tiene esperanza, la gente que busca evitar que los demás avancen, pero pienso en positivo. Este país tendrá siempre oportunidades mientras haya personas que creen en su propia capacidad de transformar su vida y la vida de los que están a su lado. Yo soy un convencido del trabajo en equipo. De que todo mundo se apasione, se involucre y haga bien las cosas.

***

La relación entre los tres principales partidos (PRI, PAN, PRD) tuvo una reconciliación en 2013 y se unieron en el Pacto por México, buscando aprobar las reformas que propuso el presidente Enrique Peña Nieto. Sin embargo, lo que parecía una luna de miel se fue quebrando con el paso de los meses.

¿No hay nada personal en el Pacto por México o todo es personal?

Yo creo que todo es personal, todo es público y lo que también aprendí con la política es que la semana tiene más de siete días.

¿Es cansado ser político?

Cuando a uno le gusta paga por que le alquilen.

Le pido que le dedique una canción de Manzanero a Jesús Zambrano, presidente del PRD, y otra a Gustavo Madero, del PAN.

Pues “Esta tarde vi llover” críticas y puntos de vista distintos, pero no importa, evitemos que haya cosas por debajo de la mesa.

¿Esa sería para quién?

Sería para los dos. La mesa del Pacto es pública.

Una de las canciones del repertorio de Manzanero es “Contigo aprendí”. ¿Se acuerda de esta canción?

Claro, que “puede un beso ser más dulce y más profundo, que puedo irme mañana mismo de este mundo, las cosas buenas ya contigo las viví”, quizá sea para la política, aunque no quiero irme mañana mismo de este mundo, hablo de la política.

¿El PRI aprendió que para que se den las reformas tenían que ser un poquito más tibias, no tan ambiciosas?

No, yo creo que por lo contrario, es tiempo de tener ambiciones positivas, querer mucho, dicen que el que poco pide, nada merece; creo que el país necesita no solo cosas fuertes, transcendentes, sino que las necesita cuanto antes.

Uno de los momentos duros para Manzanero fue cuando lo acusa su ex esposa de haberla golpeado. ¿La reforma hacendaria golpearía más a quién? ¿A la clase media?

Yo creo que no se trata de golpear a nadie, sino de que haya justicia, que haya equidad, que haya proporcionalidad y que paguemos impuestos en la medida en que ganemos, en que tengamos, porque la política económica requiere de recursos para poder sufragar la inversión productiva, la pensión universal que está anunciada y hay que hacer un esfuerzo, casi diría, un sacrificio todos.

***

Otro de los personajes preferidos de César Camacho es el sacerdote, militar insurgente y prócer José María Morelos y Pavón, líder de la lucha por la Independencia junto a Miguel Hidalgo, y a quien el priista le gustaría homenajear.

Hablando de la nación que es México, un gran embajador es Manzanero. ¿Hacen falta más embajadores como él?

Yo creo que nos faltan muchas personas que ponderen las tantas cosas bellas que tiene México, para empezar su gente, amable, generosa, de corazón abierto, trabajadora, empeñosa, pero también deseosa de que le cumplan. Yo creo que los mejores recomendadores son los resultados, cuando las cosas salen bien, las oportunidades se multiplican y hay para todos. Así debe ser México, un México para todos.

¿Hay canciones para todos?

Hay canciones para todos y para todo momento. Cuando se está nostálgico, alegre, y creo que quien nos ha regalado muchas de ellas es precisamente Manzanero.

¿Con qué canción define el momento que está viviendo el país, con tantas reformas, marchas?

Creo que puede ser “Mía”, nunca te olvides, sigues siendo mía, esta es la patria de todos.