“Muy difícil”, lograr la consulta ciudadana

El ex jefe de Gobierno dice que el PRD ya perdió la oportunidad para echar abajo la reforma energética.
Marcelo Ebrard.
Marcelo Ebrard. (Juan Carlos Bautista)

México

La consulta popular para tratar de revocar la reforma energética será “muy difícil” de llevar a cabo, pues el PRD perdió la oportunidad de frenarla, ya que actualmente la Suprema Corte está facultada para argumentar que los cambios a la Constitución generan derechos, pues la ley emanada ya está en vigor.

En entrevista con MILENIO, Marcelo Ebrard, aspirante a la dirección nacional del PRD, afirmó que su partido no debió firmar el Pacto por México solo pensando en el cálculo político.

“La famosa reforma energética ya sabían que la iban a meter, entonces para qué fueron al Pacto”, señala e insiste en anticipar que es muy improbable que se avale una consulta popular para una reforma que ya entró en vigor.

“Ahora se pide que se lleve a cabo una consulta el año que entra, qué va a decir el gobierno y los jueces, pues que difícilmente se puede echar abajo una reforma que ya entró en vigor. Eso era antes. Cuando el PRI sacó el dictamen del presidente, el PRD debió de haber pedido el referendo. Yo lo veo francamente muy difícil, no imposible, pero muy difícil, porque van a argumentar eso en la Corte, va a generar derechos, porque ya están en vigor las leyes.

“Si la elección fuera abierta se las ganamos de todo a todo. No es soberbia, pero por nivel de conocimiento tengo más que Carlos Navarrete y él tendrá que defender la línea política de su grupo. O sea, continuidad o cambio, y no quieren eso, porque pierden, eso porque la mayoría de los perredistas no coinciden con lo que hicieron al pactar con el gobierno.

—¿Tiene pensado renunciar al PRD?

—Si yo estuviera en la idea de separarme definitivamente del PRD no estaría esperando nada el 7 de septiembre, no estaría yo haciendo tiempo. No tengo pensado salirme del PRD, eso lo han estado manejando desde la dirigencia, porque sería más cómodo para ellos, pero ¿de cuándo acá?

—¿De qué depende la participación en la elección interna por la dirigencia nacional?

—Ellos ya tomaron la decisión de no aceptar una elección directa. Mi función y mi obligación política es seguir diciendo lo que muchos callan en el PRD. No vamos a dejar de hacerlo por más que se molesten y vamos a ver en septiembre el desenlace las diferentes posturas que voy a tomar, pero por supuesto que no será de silencio ni de oportunismo, porque hay quienes dicen que lo que quiero es que me nombren algo. Yo me preguntaría, ¿ser diputado va a cambiar las cosas? No creo.

Por eso, considera que “si el PRD no modifica el rumbo y la elección de septiembre es una buena ocasión para hacerlo, para encabezar como partido de izquierda la oposición, y preparar la alternancia en el poder en 2018, vas a perder electorado. A lo mejor una parte se va a ir y otra se irá a Morena, pero lo que no me cabe la menor duda es que vas a caer electoralmente, pero se empecinan en seguir esa línea a pesar de las evidencias. La dirigencia está empecinada en esa línea. No te dan argumentos, descalifican”.