Pese a diferendo, México mantendrá diálogo con relator de la ONU

El representante permanente de México ante Organismos Internacionales, Jorge Lomónaco, dijo que a pesar del diferendo mantendrán el diálogo con el relator de la ONU Juan E. Méndez.
Juan E. Méndez, relator especial de Naciones Unidas sobre tortura, urgió al gobierno de México a implementar sus recomendaciones.
Juan E. Méndez, relator especial de Naciones Unidas sobre tortura. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Hubo un diferendo con respecto al informe del relator de la ONU sobre tortura, Juan E. Méndez, pero eso no impedirá que se mantenga un diálogo con él, dijo el representante permanente de México ante Organismos Internacionales, Jorge Lomónaco.

"Reconocemos que hay diferendo respecto a unas partes del informe, a una en concreto, pero eso no va a impedir que trabajaremos y que continuemos con un diálogo abierto con el relator y con otros relatores", dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

Ayer, la Secretaría de Relaciones Exteriores dio por concluido el diferendo surgido del informe sobre la tortura en México de la ONU y reafirmó su postura sobre el desacuerdo por el papel desempeñado por el relator especial para dicho trabajo, Juan Méndez, quien dijo que en México existe una práctica generalizada de la tortura.

El representante de México ante Organismos Internacionales dijo que "hay un problema en México de tortura, sí lo hay, eso nunca ha sido la discusión, y hay que ponernos a trabajar", por lo que el gobierno de México ha anunciado la decisión "de dar la vuelta a la página".

Negó que haya quedado lastimada la relación con el relator de la ONU, pues dijo que "de hecho esa es la intención de voltear la pagina y dar hacia adelante, concentrarnos ahora en trabajar".

Sobre la petición del relator de la ONU Juan E. Méndez al gobierno de México para que se fije la fecha de una visita de seguimiento, Lomónaco dijo que "el gobierno está valorando la conveniencia y la fecha más conveniente" para que se haga, pero dijo que "seguramente no sería este año".

Por su parte, el relator Juan E. Méndez negó sentirse ofendido con el gobierno de México por el diferendo.

"No me siento ofendido, en este oficio de derechos humanos siempre hay divergencias, a veces importantes. Sí me siento sorprendido porque México tiene una trayectoria de apoyo a organismos internacionales", dijo en entrevista con Grupo Fórmula.

El relator dijo que lo importante "es encontrar la manera de reducir la incidencia de la tortura en México y hacerlo urgentemente".

"Estoy dispuesto a retomar el diálogo constructivo y me parece que una de las mejores formas de retomarlo es hacer esta visita", dijo.