• Regístrate
Estás leyendo: Por dichos de Cordero contra Anaya, partidos se 'agarran' en el Senado
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 09:31 Hoy

Por dichos de Cordero contra Anaya, partidos se 'agarran' en el Senado

Ante los dicho del presidente del Senado en contra de Ricardo Anaya, los partidos del Frente por México intentaron "amordazar" a Cordero, pero PRI y PVEM lo respaldaron.


Publicidad
Publicidad

El proceso electoral trenzó a las bancadas del PRI, PVEM, PAN y PRD en el Senado, que rechazó un intento de los partidos de la coalición Por México al Frente de “amordazar” al presidente Ernesto Cordero por sus críticas hacia el candidato presidencial Ricardo Anaya.

La bancada del PT-Morena se hizo a un lado y dejó pasar el pleito desde tribuna y desde los escaños, en el que intervinieron una veintena de legisladores que defendieron el derecho de Cordero a no ser reconvenido por sus dichos, mientras que panistas como Raúl Gracia y Víctor Hermosillo le pidieron su renuncia y otros como Ernesto Ruffo lo tacharon junto con los llamados “panistas independientes” de tránsfugas y traidores.

TE RECOMENDAMOS: Cordero: sería grave tener un Presidente con sospechas de corrupción

Recién incorporada al PT-Morena, solo Gabriela Cuevas intervino por esa bancada para lamentar que ahora que están de moda las venganzas se pretenda censurar por intolerancia a quien ha criticado a un candidato “que se la pasa haciendo berrinches”.

Al inicio de la sesión, la perredista Angélica de la Peña presentó al pleno una Moción de Procedimiento para reclamar a Cordero su actuación, luego de que éste ha dicho que Anaya debe ser investigado por la PGR por presuntos vínculos de lavado de dinero.

De acuerdo a la legisladora, esa posición “se parta de la normatividad aplicable a su carácter de presidente del Senado e invitarle a que se conduzca, tal y como lo ordena nuestro marco jurídico, en estricto apego a los principios de legalidad, imparcialidad y objetividad”.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos pidió que Cordero muestre la misma preocupación y energía, en torno a la parcialidad mostrada por la PGR en torno a acusaciones sin fundamento que se han presentado en contra de Ricardo Anaya e invite al encargado en funciones de la PGR a que se concentre en investigar casos en los que hay evidencia suficiente para acreditar los actos de corrupción, como aquellos que involucran a Emilio Lozoya y el candidato priista José Antonio Meade.

Ello abrió un largo debate de casi dos horas, que confrontó a priistas, panistas y perredistas arremetieron contra sus candidatos.

Salieron en defensa de Cordero el vocero de Meade, Javier Lozano, así como los llamados “rebeldes” Jorge Luis Lavalle y Salvador Vega, que acusaron un intento de censura y mordaza a quien critique a Anaya.

Lozano sostuvo que es criminal intentar coartar la libertad de expresión y eso es inadmisible por parte de quienes hacen esta demanda por rabia y envidia.

“Es increíble que se quejen ahora de parcialidad quienes se han beneficiado dentro de su grupo parlamentario por las decisiones de una persona cuyo único interés en la vida era alcanzar la candidatura presidencial y se vienen a rasgar las vestiduras quienes sirvieron de comparsa a un proyecto enfermizo y absolutamente personal. ¡Lo grave no es lo que diga Cordero, lo grave es que haya un candidato acusado de lavado de dinero!”

En revire, los panistas Adriana Dávila, Jorge Luis Preciado, Hermosillo Celada, Marcela Torres y Daniel Ávila, entre otros, remacharon que Cordero llegó a la presidencia del Senado con los votos del PRI.

Preciado dijo que los priistas patalean porque esta elección será entre dos candidatos: Anaya y Andrés Manuel López Obrador y el mismo Cordero está peor, porque le va a Margarita Zavala, que van en sexto lugar.

“Pero si usted la apoya y golpea al candidato del PAN ¿por qué no renuncia al PAN?”, exhortó preciado a Cordero; mientras Raúl Gracia y Hermosillo le demandaron la renuncia.

TE RECOMENDAMOS: Espionaje, "un pancho más" de Ricardo Anaya: Cordero

Los priistas José María Tapia, Patricio Martínez, Jesús Casillas y Graciela Larios, entre otros, dejaron en claro que un senador no es reconvenible por ninguno de sus dichos y la Moción de Procedimiento presentada por De la Peña no fue bien sustentada, pues conforme al artículo 61 constitucional un legislador “jamás podrán ser reconvenido”.

Aprovecharon para arremeter contra Anaya.

“El senador Ernesto Cordero es libre de opinar no sólo sobre el actuar de la Procuraduría General de la República, sino sobre los casos de corrupción a los que está vinculado ese señor Anaya. Ningún candidato por el simple hecho de serlo, debe estar fuera del marco de la ley, por el contrario, su actuar, patrimonio, estilo de vida, debe corresponder con el desempeño empresarial o como servidor público, eso es lo que está en juego, que lo aclare nada más el señor Anaya”, expresó Tapia.

En el mismo sentido, el ecologista Gerardo Flores defendió el derecho de libertad de expresión de Cordero, quien dio el respaldo total del PVEM a Cordero.

Al término del debate, Cordero propuso mandar la solicitud de la senadora De la Peña a la Mesa Directiva para discutirlo, pero el perredista Isidro Pedraza, pidió votarlo de una vez y se desechó por 21 votos a favor y 58 en contra.


AJE

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.