A diario 5 mil alumnos desertan, señala la SEP

En secundaria la cifra aumenta: 309 mil 217 no concluyeron; mientras que el bachillerato registra el nivel más alto de abandono, con 484 mil 493.
Muchos optan por la vagancia o son captados por el crimen organizado.
Muchos optan por la vagancia o son captados por el crimen organizado. (Omar Meneses/Archivo)

México

La Secretaría de Educación Pública reveló que en el ciclo escolar anterior cada día más de 5 mil alumnos abandonaron las aulas para “ser captados por la vagancia, el trabajo derivado de la necesidad o el crimen”.

El cálculo de la dependencia para elaborar el programa Escuela de Excelencia indica que un millón 47 mil 718 jóvenes y niños que se inscribieron en el sistema escolarizado desertaron a sus estudios, “lo que equivale a 5 mil 238 niños por cada uno de los 200 días de clases que contempla el ciclo escolar”.

La dependencia, encabezada por Emilio Chuayffet, registró que de los 13 millones 526 mil 632 niños inscritos en primaria en el ciclo escolar 2012-2013, 81 mil 159 (0.6 por ciento) dejaron de estudiar.

En secundaria la cifra aumenta, toda vez que de los más de 5.8 millones de alumnos, 309 mil 217 no concluyeron sus estudios. En el bachillerato se registra el nivel más alto de abandono en el sistema educativo: 14.5 por ciento, 484 mil 493 jóvenes que truncan sus estudios.

En el caso de la educación superior, la SEP calcula que la tasa de abandono es de 7.6 por ciento, equivalente a más de 172 mil 800 alumnos de los 2.2 millones registrados.

Al detallar la evolución de la deserción entre 2005 y 2012, la dependencia reporta tasas cada vez más bajas, a excepción de este último nivel, en el que la cifra es similar a la reportada hace siete años.

Este último dato coincide con los elaborados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en donde México ocupa el primer lugar en abandono universitario entre los países que la integran, con un 38 por ciento de estudiantes que no logran concluir su vida académica.

Sobre la deserción escolar, la Organización Mexicanos Primero asegura que de cada 100 niños que se inscriben en el primer año de primaria, solo 64 la concluyen; 46 terminan la secundaria; 24 finalizarán el bachillerato en tiempo y forma; 10 ingresarán a la licenciatura, y solo dos realizarán un posgrado.

Con estas cifras el pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión hizo un llamado a la SEP y a las correspondientes dependencias en cada una de las entidades federativas a que formulen políticas públicas que disminuyan y mitiguen esta problemática.

“Durante el lapso, que va de agosto de 2012 a julio de 2013, un millón 47 mil 718 alumnos dejaron sus estudios formales para ser “captados por la vagancia, el trabajo derivado de la necesidad o el crimen”, refiere un documento legislativo remitido por la SEP.

Los legisladores argumentan que resulta paradójico que abandonen los estudios para encontrar trabajo y así incrementar los ingresos familiares y, “derivado de su escasa calificación y nula experiencia, no lo encuentran o si lo encuentran, es mal remunerado”.

Además, el Congreso pidió a las secretarías federal y locales un informe “del ciclo escolar 2014-2015” sobre el problema de la deserción y las políticas públicas que se aplicarán para combatir y disminuir ese índice.

Al respecto, el vicecoordinador de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados, Ricardo Mejía Berdeja, afirmó que este problema ha crecido junto con la falta de la oferta educativa para quienes buscan ingresar a escuelas y universidades públicas. “En México se pierden alrededor de 40 por ciento de estudiantes en la transición de secundaria a educación media superior”, alertó.

En ese sentido, la Comisión Permanente aprobó exhortar a la SEP a que vigile que en ningún caso se impida o condicione la prestación del servicio educativo al pago de cualquier contraprestación, como lo prohíbe el artículo sexto de la Ley General de Educación.

“Con el argumento de que los planteles destinan estas aportaciones al pago de mantenimiento, remozamiento de las instalaciones y compra de equipo y productos pedagógicos, muchas autoridades han hecho uso de su investidura para violar la gratuidad constitucional de la educación”, indica el documento.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]