Elogian Aureoles y Anaya el diálogo con politécnicos

Por separado, Barbosa y Preciado coinciden en que el gobierno federal debe satisfacer en su totalidad el pliego petitorio de los estudiantes.
El presidente de la Mesa Directiva fue entrevistado en el Palacio de San Lázaro.
El presidente de la Mesa Directiva fue entrevistado en el Palacio de San Lázaro. (Especial)

México

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, y el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, avalaron la apertura al diálogo que tuvo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, con los alumnos del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

El líder cameral celebró la decisión del encargado de la política interior del país de dar la cara y hablar personalmente con los manifestantes, pues, dijo, ése es un problema de gobernabilidad.

"Qué bueno que el secretario de Gobernación tomó la decisión de personalmente dar la cara y hablar con ellos, creo que es un buen gesto y no habíamos visto en los últimos años que un secretario de Gobernación saliera a recibir una manifestación y hablar directamente con ellos, pues hay que reconocer que es un problema de gobernabilidad que, indudablemente, también es competencia de la Secretaría de Gobernación", dijo.

Entrevistado en el Palacio de San Lázaro, insistió así en la importancia de atender y resolver el conflicto del IPN, pues aun cuando se trata de un asunto interno, al final puede desbordarse.

"Es un tema de carácter interno de la institución que ha venido creciendo y, por lo menos yo así lo vislumbraba, amenazaba en convertirse en un conflicto más complejo, porque hay muchos intereses que se mezclan de inmediato cuando aparecen ese tipo de movimientos", indicó.

Por separado, el recién nombrado presidente del blanquiazul, Ricardo Anaya, reconoció al encargado de la política interna del país por salir a la calle para hablar con los estudiantes del IPN luego de la marcha del pasado martes.

"Ojalá algún día en México eso deje de ser noticia, ojalá algún día sea la normalidad que los políticos den la cara a la gente y caminen por las calles. Ojalá algún día la excepción, lo raro, lo que verdaderamente sea nota sea que un político se esté escondiendo en la comodidad de su despacho para no darle la cara a la gente", dijo.

Anaya explicó que es deber de los funcionarios acercar la política a la gente.

En el Senado, los coordinadores de PRD y PAN, Miguel Barbosa y Jorge Luis Preciado, respectivamente, consideraron correcta la decisión del titular de la Segob y pidieron darle atención al pliego petitorio de los estudiantes.

El perredista, también presidente del Senado, consideró justas y atendibles las demandas de los estudiantes, como dotar de mayor presupuesto y mejores programas académicos.

"Fue una decisión correcta del secretario de Gobernación salir a dar la cara, salir a hablar con los estudiantes, no son fáciles esos diálogos; ayer, los que vimos la marcha, por lo menos yo puedo decir que me emocioné, me emocioné porque vi una auténtica movilización, una marcha de estudiantes", comentó Barbosa.

En tanto, Preciado expresó que siempre que hay posibilidad de dialogar en este tipo de conflictos, por más álgidos que estén los ánimos, es muy valioso, pero pidió al gobierno resolverlo de fondo.

Aseveró que se deben atender todas las demandas de los inconformes, por lo que pidió al gobierno federal revisar el pliego petitorio en su totalidad, incluyendo la salida de la directora, Yoloxóchitl Bustamante.

"Ya está muerta"

-Jesús Zambrano aseguró que el diálogo entre el gobierno y los alumnos del Politécnico es una victoria del movimiento estudiantil más que del gobierno de Enrique Peña Nieto y del secretario Osorio Chong.

-A unas horas de la conmemoración de la masacre del 2 de octubre, el líder nacional del PRD celebró el diálogo público por encima de la represión, como ocurrió hace 46 años.

-Además opinó que la renuncia de la directora del IPN, Yoloxóchitl Bustamante, es inminente y es de menor importancia dentro del pliego petitorio de los estudiantes. "Lo que está en el fondo es la derogación del reglamento y detrás de ello la actuación de la directora, que más allá de que quiera o no renunciar, ya está muerta como directora del Politécnico".