Es posible revertir la diabetes gestacional: cientificos

Esto lo lograron modificando la información de los genes encargados de transportar los folatos o vitaminas al hígado e intestino.
Durante la campaña
(Especial)

Cancún, Quintana Roo

Un grupo de científicos mexicanos determinó tras 10 años de investigación genómica que es posible revertir el desarrollo de la diabetes gestacional y, por lo tanto sus complicaciones como abortos, malformaciones y hasta que el hijo herede esa enfermedad, modificando la información de los genes encargados de transportar los folatos o vitaminas al hígado e intestino.

Teresa Tussié, Jefe de la Unidad de Biología Molecular y Medicina Genómica del Instituto Nacional de Nutrición, explicó el estudio de mil 200 casos de embarazadas, de la semana 24 a la 28 de gestación, detectadas en todo el país en los principales centros e instituciones hospitalarios permitió no sólo identificar los genes prevalentes y exclusivos entre la población de embarazadas mexicanas, sino también posibles soluciones.

El avance científico tecnológico ya permite que con una toma de sangre se estudie cuestiones complejas como el material genético de las células y, al hacerlo, se detecte la capacidad que tiene cada mujer para metabolizar y las variantes de los genes en la trasportación de esos folatos a nivel intestinal y del hígado.

 “Si podemos establecer la capacidad metabólica de la mujer podemos definir el requerimiento de folatos (ácido fólico) para un adecuado aporte de nutrientes y con ello evitar que las personas intolerantes a los carbohidratos desarrollen diabetes”, dijo en entrevista luego de difundir esos hallazgos en el VIII Congreso Mundial de Medicina Perinatal,  donde se analizó los avances y aportaciones del Grupo de Estudios del Nacimiento (Grupo GEN) a lo largo de 36 años.

En el Simposio “Nuevos horizontes en la prevención y tratamiento de los defectos al nacimiento” la especialista aseguró que aún cuando deben de llevar todo este trabajo al terreno de la aplicación con personas, se cuenta con toda la evidencia científica para sostener que “una adecuada suplementación podría prevenir no solo la diabetes gestacional sino desenlaces como abortos y diversas complicaciones asociadas.

“Estamos viendo que las deficiencias nutricias tienen mucho que ver con la posibilidad de que la mujer desarrolle diabetes gestacional y, como resultado, incremente el riesgo de que el feto esté programado para que padezca enfermedades metabólicas como obesidad y diabetes en su juventud y edad adulta", aclaró.

La investigadora del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM también comentó que los estudios de ADN, que contiene la información genética de las células, se puede aplicar durante el embarazo e incluso antes de tomar la decisión de tener un hijo.

Se trataría de uno de los avances médicos, científicos y de control epidemiológicos más importantes en México ya que la enfermedad es altamente prevalente en el país, es decir, afecta hasta el 16 por ciento de las embarazadas.

“Estamos trabajando con el Grupo GEN para desarrollar esa tecnología de prevención de riesgos  y contribuir en el diseño de estrategias públicas. La diabetes causa complicaciones severas, malformaciones, como daños neurológicos causado por hipoglucemia en el feto”, acotó.

Los resultados de este trabajo científico, aclaró, serán próximamente  publicados en una revista internacional, en tanto, continuarán efectuando estudios de expresión de la diabetes en tejidos con la premisa de que el musculo y la placenta también son un medio de transportar deficiencias nutricionales.

Por su parte, el presidente de Grupo GEN, Antonio L. Silanes se comprometió a continuar apoyando la investigación científica, ya que en México siguen naciendo, cada año, alrededor de 600 mil niños con uno o varios defectos al nacimiento y que el 60% muere.

Estos defectos del nacimiento, agregó, son responsables de discapacidades y, por ello, en 1987, se creó el Hospital Materno Infantil CimiGen que atiende a mujeres con riesgo perinatal, y el cual se ha convertido en un modelo de prevención que ha merecido el reconocimiento de la Organización Panamericana de la Salud.

Además, Grupo GEN a contribuido a delinear la Norma Oficial Mexicana 034 de la Secretaría de Salud y el Registro Nacional de los Defectos al Nacimiento.

Durante el Simposio, Patricia Grether González, del Instituto Nacional de Perinatología y miembro del Grupo GEN, expuso los avances en diagnóstico temprano de malformaciones como el ultrasonido tridimensional de alta definición y la obtención de ADN fetal sin sangre de la madre.

A su vez, Nicolás Martín del Campo, cirujano pediatra, explicó que el labio y paladar hendido se encuentran entre las malformaciones congénitas más frecuentes, asimismo el ano-rectal.