La ley con la que se busca controlar deuda de estados

La Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios establece la creación de un Sistema de Alertas para evaluar las deudas y determinar techos para futuros créditos.
Base monetaria.
Las deudas serán evaluadas para determinarse un techo y evitar el sobreendeudamiento. (Especial )

Ciudad de México

La Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, que hoy promulga el presidente Enrique Peña Nieto, establece que las deudas que actualmente tienen los estados y municipios serán evaluadas con un Sistema de Alertas para evitar el sobreendeudamiento y para determinar cuánto más pueden endeudarse.

El Sistema de Alertas se basará en lo que los estados y municipios informen a la Secretaría de Hacienda.

Para la construcción del Sistema de Alertas, la Secretaría de Hacienda evaluará, de acuerdo a su nivel de endeudamiento, a todos los entes públicos que tengan contratados financiamientos y obligaciones.

La evaluación se basará en información y documentación que proporcionen los mismos entes públicos y la disponible en el Registro Público Único, por lo que la Secretaría no será responsable de la validez, veracidad y exactitud de la documentación e información.

Con este Sistema de Alertas se determinará públicamente el nivel de endeudamiento que tiene cada estado y se determinarán techos de deuda para que no se sobreendeuden.

También se creará en el Congreso una comisión bicameral, en la que diputados y senadores evaluarán cada caso de sobreendeudamiento para diseñar planes de ajuste para los entes con deudas altas.

Integración del Sistema de Alertas

Para integrar el Sistema de Alertas se contrastará la deuda pública y las obligaciones adquiridas con los ingresos que tengan estados y municipios que no estén ya comprometidos con algún gasto fijo, es decir que vengan ya etiquetados.

Con estos datos se medirá la capacidad de pago y la disponibilidad financiera de los estados y municipios para hacer frente a las obligaciones contratadas a plazos menores a un año.

Clasificación de la deuda

Los resultados obtenidos de la medición de esos indicadores serán publicados en el Sistema de Alertas, el cual clasificará a cada uno de acuerdo con su nivel de deuda en: endeudamiento sostenible, endeudamiento en observación y endeudamiento elevado.

Límites de deuda

De acuerdo a la clasificación que obtengan en el Sistema de Alertas, será el techo de financiamiento permitido.

Para quienes tengan un endeudamiento sostenible, corresponderá un techo de financiamiento neto de hasta el equivalente al 15 por ciento de sus ingresos de libre disposición.

Para los que tengan un endeudamiento en observación tendrán como techo de financiamiento neto el equivalente al 5 por ciento de sus ingresos de libre disposición.

Quienes tengan un nivel de endeudamiento elevado tendrán un techo de financiamiento neto igual a cero, es decir, no podrán contratar más deuda.

Para ciertos casos se autorizará financiamiento adicional al techo establecido para recuperarse en caso de que su balance presupuestario de recursos disponible sea negativo.

Para quienes no tengan contratados financiamientos, tendrán que entregar la información requerida por la Secretaría de acuerdo al Reglamento del Registro Público Único para que se evalúe el techo de endeudamiento que les corresponderá.

Medidas contra el sobreendeudamiento

Las dependencias que tengan un endeudamiento elevado deberán firmar un convenio con el estado o el municipio para establecer obligaciones específicas de responsabilidad hacendaria y se le dará seguimiento cada tres meses a través de información que remita a la Secretaría de Hacienda.

El Sistema de Alertas estará publicado en la página oficial de internet de la Secretaría de Hacienda de manera permanente. Cada trimestre deberá actualizarse.

Cuando el Sistema de Alertas reporte endeudamientos elevados, el Congreso de la Unión, a través de una comisión legislativa bicameral, analizará cada caso y establecerá una estrategia de ajuste para fortalecer las finanzas públicas.

La comisión legislativa bicameral podrá emitir observaciones que estime pertinentes.