Urge gobernador a diputados a avalar deuda

Jaime Rodríguez Calderón dijo que no aceptan una negativa del Congreso, porque sería detener al Estado.

Monterrey

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, urgió a los legisladores y diputadas locales a aprobar la petición de reestructura de la deuda por unos 42 mil millones de pesos y solicitud para la emisión de certificados bursátiles por nueve mil millones de pesos.

 
Al presentar el Plan de Desarrollo Económico 2016-2021, el mandatario estatal pidió al Congreso darle celeridad al análisis de las dos solicitudes enviadas hace unas semanas para que sean avaladas. 

“Nosotros no podemos crecer si el Congreso no nos aprueba la reestructuración de la deuda y hoy el Congreso está limitado, está tardándose en la decisión, necesitamos que trabajen de manera más intensa, más rápido, para que podamos tener la aprobación. No aceptamos la negativa, ¿por qué? Porque eso es detener el Estado.

“Si nosotros detenemos el Estado vamos a quitarle el empleo a miles y miles de personas, si no reestructuramos la deuda, si nosotros no somos capaces de pagar más barato los intereses que fueron contratados muy caros, demasiado caros, hoy tenemos la oportunidad de contratarlo más barato, y creo que los diputados podrán ayudarnos a eso”, indicó el titular del Ejecutivo estatal. 

Rodríguez Calderón afirmó que se necesita la aprobación del Congreso para poder obtener los tres mil millones de pesos de deuda, en emisión de certificados bursátiles, para la construcción de otro tramo del Anillo Periférico hasta el municipio de Allende. 

Ante ello, el gobernador reiteró el llamado al Congreso a resolver los problemas de deuda para pagar los intereses más baratos. 

“Si nosotros hoy tenemos esa posibilidad, si a Juárez le damos el Periférico, el trabajo de hacer el periférico de Cadereyta a Juárez, Allende, podemos tener ingresos y ayudar a los transportistas, porque podemos bajar la cuota, descargamos la carretera Nacional, pero tenemos que hacerlo rápido”, comentó. 

El mandatario estatal invitó a los legisladores y diputadas locales a no ver la reestructura y deuda como un tema político. 

“Urge, evidentemente, que nuestros compañeros y amigos diputados nos ayuden y le ayuden a Nuevo León, a transformarse, a crecer, creo que ganarían el aplauso de todos los nuevoleoneses, porque si no lo hacen, ganarían el rechazo de todos los nuevoleoneses.

“Es un tema de necesidad, nosotros encantados que nos digan que no, porque podríamos salir a la calle y hablar con cada ciudadano de Nuevo León para decirles eso, pero no queremos eso, nosotros queremos que los diputados tomen conciencia en ese sentido”, dijo.