Se dispara 31% deuda global de NL

El pasivo asciende a 53 mil 954 millones de pesos, cifra que incluye por primera vez el saldo anual del esquema Cupón Cero, utilizado para enfrentar los gastos de reconstrucción.
Palacio de Gobierno NL
Palacio de Gobierno de Nuievo León. (Especial )

Monterrey

En tan sólo un año, Nuevo León disparó en 31 por ciento su deuda global, que abarca los pasivos de la administración central y de los organismos paraestatales, estos últimos sin responsabilidad financiera para el estado.

Al presentar ayer el reporte de Cuenta Pública 2013, el secretario de Finanzas, Rodolfo Gómez Acosta, reveló que la deuda a diciembre del año pasado asciende a 53 mil 954 millones de pesos, cifra que incluye por primera vez el saldo anual del esquema Cupón Cero, utilizado por la entidad para enfrentar los gastos de reconstrucción por el huracán ‘Alex’ y la contingencia en materia de seguridad.

Esta cifra representa más de 12 mil millones de pesos de diferencia en comparación con los pasivos totales reportados en la Cuenta Pública 2012, que de acuerdo con el documento disponible en la página del Gobierno del Estado, eran del orden de 41 mil 190 millones 892 mil pesos.

A este disparo contribuyeron en gran medida los pasivos derivados del esquema Cupón Cero, que rondan los siete mil 426 millones de pesos, según la información dada a conocer ayer por la Tesorería estatal.

“La deuda, para efectos de clasificación de cuenta pública, sí (es de 53 mil millones de pesos); la deuda como la estamos ya desagregando, porque la deuda tenemos que ver cuál es la deuda directa, cuál es la deuda indirecta, qué es cada cosa; la deuda indirecta no es deuda del Estado, es deuda de los organismos, y ésa la tenemos que considerar de esa manera, esos 13 mil 357 millones.

“La deuda con responsabilidad para el Estado asciende a 40 mil 597 millones, ése es el dato duro, y ése es el dato en el cual nosotros, de manera homogénea con todos los reportes que presentamos y que se pueden ver y que se analizan, ése es el saldo de la deuda del Estado al cierre del 2013”, explicó.

De acuerdo con el documento que fue entregado el lunes al Congreso del Estado para su análisis, la deuda con responsabilidad directa del Estado representa 75 por ciento del total, es decir, 40 mil 597 millones de pesos.

En tanto, la deuda sin responsabilidad, que comprende los pasivos de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, la Red Estatal de Autopistas y el Instituto de Control Vehicular, es de 13 mil 357 millones de pesos, es decir, 25 por ciento del total.

Gómez Acosta destacó que gracias al esquema de reestructuración de la deuda realizado a raíz del POFIF, el Estado logró disminuir el pago de intereses y capital.

Explicó que lo que implicaba la carga en 2012 para un total de cuatro mil 604 millones de pesos totales, de los cuales dos mil 261 millones de pesos fueron nada más de intereses y dos mil 343 millones de pesos para amortizaciones, se logró pasar a tres mil 502 millones, de los cuales, mil 549 millones de pesos es para el pago de intereses y mil 951 millones de pesos para amortizaciones de capital.

Aunado a ello, indicó que con la disminución del techo de deuda de un cuatro a un dos por ciento, el Gobierno del Estado pretende amortizar la deuda actual.

“Ése es ya un dato bien relevante, eso ya nos empieza a marcar la tendencia que queremos para adoptar, como lo contemplábamos en el programa, límites razonables de endeudamiento; en esa medida, la idea es avanzar, seguir cumpliendo con el programa multianual de ajuste, todo esto va dentro de este rubro y mantener una tendencia sana en el tema de endeudamiento, eso es lo que estamos pretendiendo”, dijo.

Cabe señalar que a los pendientes del Gobierno del Estado se suma la deuda con proveedores y contratistas, que es de tres mil 905 millones de pesos, aunque en la presentación Gómez Acosta subrayó que, en comparación con 2012, ésta tuvo un decremento por el orden de los 530 millones de pesos.

La información proporcionada por la Tesorería revela también que mientras se ahorraron 603 millones de pesos en gasto operativo y burocracia a través del POFIF, se incrementó el gasto en servicios personales en el magisterio y en cuerpos de seguridad.