‘Destape’ del PRI será hasta la segunda quincena de enero

El diputado Héctor Gutiérrez de la Garza dijo que esperar hasta 2015 para la convocatoria del candidato a la gubernatura de Nuevo León fue por estrategia del Comité Ejecutivo Nacional.
Héctor Gutiérrez de la Garza.
El legislador federal del PRI, Héctor Gutiérrez de la Garza. (Foto: Raúl Palacios)

Monterrey

La convocatoria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para la candidatura a la gubernatura de Nuevo León se dará a conocer hasta la segunda quincena de enero, aseguró el diputado federal Héctor Gutiérrez de la Garza.

Con lo anterior, el legislador deja sin efecto la aseveración que al respecto hizo el líder estatal priista, Eduardo Bailey Elizondo, de que el arranque para este proceso sería la primera semana de ese mismo mes.

Gutiérrez de la Garza enfatizó: "Para aquellos que me escuchan (los aspirantes a recibir el abanderamiento), estén tranquilos, muy tranquilos; hay todavía tiempo".

Expresó que esta decisión del Comité Ejecutivo Nacional es por estrategia, y advirtió que el mensaje es para todas las entidades federativas donde habrá elecciones para renovar la gubernatura.

"Cada partido político", puntualizó, "fija su estrategia con base en las circunstancias... en el caso de nuestro partido, la intención que se tiene es que el arranque sea hasta la segunda quincena de enero".

Reconoció que eso implica "perder espacios de precampaña", y con base a la estrategia, no se debe dar a conocer cómo manejará el proceso electoral en los 17 estados del país.

El legislador federal también mencionó el anticipo del Partido Acción Nacional (PAN) con relación a la convocatoria para candidatos a la gubernatura y alcaldías.

"Tenemos en el PAN a dos ex alcaldes para cargos distintos: Felipe de Jesús Cantú, para gobernador, y Adalberto Madero, de nuevo para la alcaldía que ya ocupó", indicó.

Agregó que habría que estar pendientes de cómo van a justificar lo que no hicieron, pues ya fueron escuchados respecto a lo que hicieron como alcaldes, pero no han hablado sobre lo que les faltó hacer.

"900 mil electores en Monterrey tendrán que opinar sobre este tema, y en el caso de la alcaldesa con licencia, Margarita Arellanes, habrá esa misma cifra de electores que opinarán si es o no correcta su actuación al frente de la administración, si realizó bien o no esa labor", señaló.