PRI: demandas pierden legitimidad si se afecta orden público

La dirigencia nacional del partido condenó los hechos de violencia registrados en su sede en Oaxaca y exigió a las autoridades una investigación pronta y eficaz para castigar a los responsables.
Daños causados a la sede del PRI-Oaxaca por parte de maestros.
Daños causados a la sede del PRI-Oaxaca por parte de maestros. (Oscar Rodríguez)

Ciudad de México

El Comité Ejecutivo Nacional del PRI condenó el vandalismo del que fue objeto su sede en Oaxaca y aseguró que las demandas pierden legitimidad si se hacen valer afectados el orden público.

A través de comunicado, el CEN del partido externó su condena por los actos de violencia por parte de integrantes de la Sección 22 de la CNTE, quienes realizaron pintas, destruyeron vidrios y también material de la sede estatal del tricolor, así como de dos oficinas de legisladores federales.

La dirigencia del Revolucionario Institucional exigió a las autoridades correspondientes realizar una "pronta" y "eficaz" investigación por los hechos registrados este jueves, a fin de deslindar responsabilidades y sancionar a quienes resulten responsables.

"Exigimos respeto a las personas y a los bienes de esta organización partidaria. La fuerza y la violencia anulan la política y atentan contra el Estado de Derecho", indicó el PRI en el documento.

El partido indicó que aún cuando los planteamientos o demandas son respetables pierden legitimidad si se hacen valer transgrediendo los derechos de personas físicas y morales.

Agregó que el país, pero en especial Oaxaca, merece mejores condiciones de vida y un sistema educativo que promueva la dignidad de las personas, propicie la convivencia fraterna y la observancia de la ley como condición para la justicia y la paz.

El gobierno de Oaxaca señaló que no actuó contra los maestros para no generar una confrontación mayor, por lo que reservó su derecho de actuar judicialmente a la procuraduría estatal, la cual será la encargada de recibir las denuncias.