Diputados aprueban desindexación del salario

El proyecto de reformas para desindexar el salario mínimo fue aprobado con 417 votos a favor, será turnado a los 31 congresos locales para su análisis y ratificación por al menos 16 de ellos.
El pleno de San Lázaro aprobó por unanimidad el proyecto de reformas constitucionales para desindexar el salario mínimo.
El pleno de San Lázaro aprobó por unanimidad el proyecto de reformas constitucionales para desindexar el salario mínimo. (Tomada de Twitter / @DiputadosPRI )

Ciudad de México

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad el proyecto de reformas constitucionales para desindexar el salario mínimo y desvincularlo de multas, créditos y prestaciones, en lo que a juicio de los legisladores representa el primer paso para recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores.

Aprobado con 417 votos a favor, el documento será turnado a los 31 congresos locales para su análisis y ratificación por al menos 16 de ellos.

El dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales crea la Unidad de Medida y Actualización como unidad de cuenta, índice, base, medida o referencia para determinar la cuantía del pago de las obligaciones y supuestos previstos en las leyes federales, de las entidades federativas y del Distrito Federal.

El valor inicial de la unidad sería de 70.10 pesos, equivalente a un día de salario mínimo vigente, pero el Congreso de la Unión deberá emitir la legislación reglamentaria para determinar en un plazo de 180 días naturales el valor de referencia, así como las reglas de actualización.

El proyecto subraya asimismo que “el salario mínimo no podrá ser utilizado como índice, unidad, base, medida o referencia para fines ajenos a su naturaleza”.

Durante la discusión en el pleno, el legislador panista Gustavo Madero armó sobre la tribuna una torre de seis copas vacías para exponer la “teoría del copeo” y afirmar que el gobierno federal deja montones de billetes arriba, pero solo deja escurrir los 70 pesos del salario mínimo hacia abajo.

“Salucita”, alcanzó todavía a decir el chihuahuense al término de su intervención.

El priista Edgar Castillo fue entonces a la tribuna y reviró de entrada a Madero: “no cabe duda que los panistas sí saben de copas”, lo cual generó el aplauso generalizado desde las curules del tricolor y una rechifla desde los asientos de la bancada albiazul.