Avanza desindexación del salario en San Lázaro

La Comisión de Puntos Constitucionales aprobó, sin cambios, la minuta que envió el Senado para desindexar el salario mínimo y la turnó a la Mesa Directiva; se discutirá en el pleno este miércoles.
Con 22 votos a favor y uno en contra, la comisión dictaminadora probó sin cambios la minuta proveniente del Senado de la República.
Con 22 votos a favor y uno en contra, la comisión dictaminadora probó sin cambios la minuta proveniente del Senado de la República. (Tomada de Twitter / @GloriaHimelda01)

Ciudad de México

La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de reformas para desindexar el salario mínimo y desvincularlo de multas, créditos y prestaciones, que en su caso serían tasadas conforme a la nueva Unidad de Medida y Actualización.

El presidente de la comisión dictaminadora, Daniel Ordoñez, sostuvo que la desindexación constituye el primer paso para aumentar el salario mínimo y mejorar sustancialmente las remuneraciones de los trabajadores.

Con 22 votos a favor y uno en contra, la comisión dictaminadora probó sin cambios la minuta proveniente del Senado de la República y la turnó a la Mesa Directiva, con la intención de discutirla y votarla en el pleno el próximo miércoles.

El dictamen modifica los artículos 26, 41 y 123 de la Constitución Política y, una vez aprobado por el pleno de la Cámara de Diputados deberá ser ratificado por al menos 16 de las 31 legislaturas de los estados.

La reforma prevé utilizar la Unidad de Medida y Actualización como unidad de cuenta, índice, base, medida o referencia para determinar la cuantía del pago de las obligaciones y supuestos previstos en las leyes federales, de las entidades federativas y del Distrito Federal.

El valor inicial de la unidad sería de 70.20 pesos, equivalente a un día salario mínimo, pero el Congreso de la Unión deberá emitir la legislación reglamentaria para determinar en un plazo de 180 días naturales el valor de referencia, así como las reglas de actualización.

El dictamen subraya asimismo que “el salario mínimo no podrá ser utilizado como índice, unidad, base, medida o referencia para fines ajenos a su naturaleza”.

Establece asimismo un año de plazo para que las autoridades federales y del Distrito Federal, así como estatales y municipales, apliquen las adecuaciones correspondientes a las leyes y ordenamientos de su competencia.