Persiste desigualdad social en México: ONU

El ingreso laboral, la disminución de la mortalidad materno-infantil, la salud y el medio ambiente son los temas pendientes en el país, de acuerdo con un informe de desarrollo de Naciones Unidas.
Entre 2012 y 2014 aumentó la población en pobreza, pero se redujo la pobreza extrema en el país.
La ONU informó que pese a los programas sociales persisten retos en materia de desigualdad que deben ser atacados. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Pese a los avances que México ha logrado para reducir la pobreza extrema, garantizar acceso universal a la educación primaria y reducir la brecha de género, persisten retos en materia de desigualdad que deben ser atacados, señaló la Organización de las Naciones Unidas.

Durante la presentación del Informe de Avances 2015 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), la coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas en el país, Marcia de Castro, dijo que los indicadores en que prevalecen pendientes son en el ingreso laboral, en la disminución de la mortalidad materno-infantil, en salud y en medio ambiente.

Sin embargo, confió en que al término del año los avances registrados por México puedan ser mayores a los expuestos durante este último informe, en el que, aseguró, se refleja el mayor avance en la historia contemporánea para reducir la pobreza.

"México ha buscado fortalecer sus capacidades institucionales, focalizar más sus recursos, atender regiones prioritarias y desarrollar un sistema de medición multidimensional de pobreza, así como coordinar esfuerzos políticos de desarrollo", afirmó.

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, dijo que durante los últimos 15 años México logró cumplir con 37 de los 51 indicadores; además de que antes de concluir el año se espera alcanzar seis más.

"En total México espera cumplir con el 84.3 por ciento de las metas programadas al cierre de este año, mientras que en otros cuiatro indicadores si bien se reportan avances, éstos resultan insuficientes para cumplir con las metas previstas y en tres más persiste una situación de estancamiento", explicó.

Ante este escenario Robles Berlanga destacó la significativa disminución de la pobreza que se alcanzó a lo largo de los últimos años, de acuerdo con la línea internacional de la pobreza, con una reducción de más de la mitad pasando de 9.3 por ciento de la población a sólo 3.7 por ciento.

En tanto que la reducción en el porcentaje de personas que padecen hambre en nuestro país, es el avance más significativo al pasar del 10.8 al 2.8 por ciento, el cual aseguró se logró en gran medida por la estrategia emprendida por el presidente Enrique Peña Nieto.

Recordó que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social a la Cruzada Nacional contra el Hambre determinó que en los 400 municipios de la primera etapa la carencia de acceso a la alimentación bajó de 100 a 42.5 por ciento.

Es decir; en sólo un par de años, casi seis de cada diez personas atendidas por el programa ya se alimentan mejor; por lo que junto con las reformas impulsadas durante la actual administración se sentarán cimientos más sólidos para un crecimiento dinámico de la economía, mejorar los ingresos de la población y reducir más rápido los niveles de pobreza.