“No hay que desdeñar a otros con fuerza interna”

Si bien el ingeniero es una opción para encarar los retos venideros, hay más compañeros con una posición crítica muy fuerte, opina Jesús Zambrano.
“Con quien quiera que sea debemos cerrar filas”, afirmó el dirigente partidista.
“Con quien quiera que sea debemos cerrar filas”, afirmó el dirigente partidista. (Claudia Guadarrama)

Morelia

Sin duda, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano es una opción para encarar los retos que hoy enfrentamos, "pero no se debe desdeñar a otros compañeros que han levantado la mano y que tienen una importante fuerza interna", señaló Jesús Zambrano Grijalva, líder nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El dirigente se dijo partidario de quitar los candados que impiden a los ex presidentes contender por el liderazgo nacional, pero recordó que esa decisión depende del curso de los debates en el Congreso Nacional. "Creo que no debe haber más límite que la voluntad de los militantes", señaló.

"Lo demás dejémoslo para el Congreso, donde se decidirá también quién será el secretario general y si será el Consejo del PRD el que elija al presidente", añadió Zambrano, quien expresó que "es importante que todo el mundo esté pendiente de lo que va a pasar con el futuro relevo de las autoridades del partido, y sin duda el ingeniero Cárdenas es una importante opción para los retos que hoy tenemos".

El dirigente perredista señaló que "además de respetable, es importante que algunos compañeros piensen que ésa es una salida, que el propio ingeniero Cárdenas ha dicho que él no busca", dijo.

Sin embargo, hizo un recuento de la evolución del PRD y destacó que en sus casi 25 años se han gestado nuevos liderazgos con fuerza interna, como "Carlos Navarrete, Marcelo Ebrard, con una posición crítica muy fuerte, pero apenas vamos a entrar al Congreso y uno de los temas es la reforma estatutaria.

"Lo que vamos a tener en los próximos días es ver la posibilidad de que regresen a la dirigencia los que ya lo fueron, como el ingeniero", señaló.

"Somos un partido que gobierna cinco estados, más de 300 municipios; tenemos más de 30 senadores y más de 100 diputados. Tenemos luchas nacionales que debemos asumir con mucha unidad. Esos es lo que muchos apuestan al regreso del ingeniero", precisó Zambrano.

Sin embargo, señaló, lo relevante es que el PRD trabaje unido, independientemente de quien llegue a la presidencia del partido, pues "el principal reto es parar las ansias privatizadoras del presente régimen, crear trabajo, repartir riqueza y rescatar al país del crimen organizado".

El líder perredista recalcó que "con quien quiera que sea debemos cerrar filas", tras reconocer que el "ingeniero es una posibilidad, pero ninguno de los otros compañeros es desdeñable".

Finalmente, Zambrano ponderó la importancia de los liderazgos y afirmó: "Hoy somos más fuertes que cuando el ingeniero fue el presidente del partido. El domingo vimos cómo el PRD es capaz de desbordar la principal plaza de la República, cuando todos pensaban que con la salida de Andrés Manuel (López Obrador) no íbamos a poder".