Descartaría PRI un nuevo impuesto a vinos y licores

El coordinador de la bancada priista mencionó demás que el impuesto a casinos sigue vivo y se continúa descartado los cobros de derechos por fumar.

Monterrey

La bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso local dio a conocer que descartaría el impuesto a vinos y licores, el cual se planteaba de un 4.5 por ciento para 2016.

Tras una reunión con los legisladores priistas, el coordinador de la fracción, Marco Antonio González Valdez, comentó que la propuesta de este gravamen no se tomaría en cuenta porque el Gobierno Estatal no tiene tecnología para cobrarlo.

Aunque la intención era recaudar por el impuesto al alcohol un monto de 100 millones de pesos, González Valdez dijo que los últimos ajustes solo estiman que se llegue a cobrar 40 millones de pesos por este impuesto.

"Dentro de este estudio (del Paquete Fiscal 2017), el impuesto al alcohol se está cayendo, estamos viendo que el monto recaudado son alrededor de 40 millones de pesos, pero no hay una estructura de parte de la Tesorería para poder recaudarlo; entonces es lo más seguro que se caiga", expuso.

Al cuestionarle si uno de los motivos por los que no se incluyó el impuesto local a los vinos y licores se debió a presiones de los empresarios del ramo, el legislador priista lo descartó.

González Valdez argumentó que lo único que habían considerado los integrantes de la asociación de vinos y licores es que tenían una preocupación de que si se imponía un impuesto de 4.5 por ciento crecería el mercado ilegal.

"No fue presión, fue un diálogo donde ahí se platicó, nos dieron número y donde ahí se comprobó las posibles desventajas que podría ocurrir donde se podría incrementar el contrabando y donde se podría incrementar las ventas de alcoholes en los estados aledaños y donde podría tener un efecto negativo para Nuevo León y ahorita lo que menos queremos es dañar un sector que sí este aportando y que no se traduzca en una importante cantidad de dinero en su contribución", expuso.

En tanto, mencionó que el impuesto a casinos sigue vivo, así como las exenciones en el Impuesto sobre Nómina y continúa descartado los cobros de derechos por fumar.

Myrna Grimaldo Iracheta, presidenta de la comisión de Presupuesto, expuso por su parte que los planteamientos de impuestos al alcohol y al tabaco no están consideradas dentro del Paquete Fiscal 2017 por no tener una fundamentación válida.

No obstante, Samuel García Sepúlveda, diputado de Movimiento Ciudadano, consideró que sigue viva la propuesta de un 10 por ciento de impuesto a casinos y otro 4.5 por ciento en el tema de alcohol.

KDSC