Descarta Monreal división en CdMx... por el bien de AMLO

El candidato de Morena será elegido mediante una encuesta, afirma delegado.

México

El jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, aseguró que va a luchar “a la buena” por la candidatura de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) por la jefatura de Gobierno de Ciudad de México. Pese a las diferencias con sus adversarios, no avizora una pugna “sangrienta” dentro del partido.

En entrevista con MILENIO, comentó que el abanderado morenista se definirá en una encuesta abierta a toda la ciudadanía y el mejor posicionado será el elegido, sin que esto provoque una disputa entre los contendientes, pues se afectaría el proyecto presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

“Morena no va a fallar. Los que estamos ahora contendiendo para la candidatura o para ser seleccionados como aspirantes a jefes de Gobierno no vamos a entrar a una disputa o a una confrontación, como tú la defines, coloquialmente sangrienta, no vamos a hacer eso.

“Vamos a someternos a una encuesta en la ciudad, quien esté mejor posicionado será quien encabece los esfuerzos, sin ninguna otra fricción, confrontación, menos división, porque eso alteraría y provocaría que nos alejemos de la victoria para la Presidencia de la República de 2018 con Andrés Manuel López Obrador a la cabeza”, puntualizó.

Por ello, con el libro que recién publicó titulado Proyecto 2.5, una visión metropolitana al 2050  y que presentará en un foro masivo el próximo domingo, Monreal dijo que demostrará que desde este momento existe ya un plan de trabajo, un proyecto sólido y un dirigente para encabezarlo.

En este sentido, aclaró que su postura es que en la capital se tomen decisiones firmes, que se rescate el estado de derecho y que el gobierno no se convierta en rehén de intereses políticos o económicos.

“Voy a hacer mi plan A, es el único que tengo, quiero ser candidato de Morena y voy a luchar a la buena, por la vía de la limpieza moral, ética y política. Quiero ser gobernante porque es un gran reto”, añadió el ex gobernador de Zacatecas.

Sin embargo, reconoció que gobernar la ciudad no será fácil, pues se enfrentarán retos enormes en materia de seguridad, movilidad y abastecimiento de agua. “No es un premio, ni es un estímulo, ni es una posición cómoda; quienes piensen eso están equivocados, el ejercicio de gobierno ahora va a ser muy complicado”.