Aprueban en comisiones desaparecer Instituto del Agua

Los empleados de esta instancia estatal, la cual es señalada por incumplir con sus funciones, se integrarían a Agua y Drenaje, en caso de contar con el perfil técnico o serían liquidados.
Francisco Treviño, presidente de la Comisión de Medio Ambiente.
Francisco Treviño, presidente de la Comisión de Medio Ambiente. (Jorge López/ Archivo)

Monterrey

Con el respaldo de la bancada local del PAN, la Comisión de Medio Ambiente aprobó este miércoles la desaparición del Instituto del Agua, al considerar que desde su creación no ha cumplido su función principal y sólo se ha convertido en una asesora de Pemex.

Con apenas 15 empleados como personal base y un presupuesto anual de 24 millones de pesos, el Instituto del Agua ha firmado contratos millonarios de la paraestatal de petróleos a la que le ha brindado varios estudios, pero ha descuidado su función de realizar investigaciones para Nuevo León.

Esto aunado a una serie de irregularidades en sus cuentas públicas, derivaron en la intención de los legisladores de Acción Nacional de buscar su desaparición, para lo cual este miércoles el Congreso del Estado dio el primer paso, al derogar en comisiones la Ley que crea este instituto.

“Se aprobó el dictamen en el sentido de abrogar la ley que crea el Instituto del Agua, esto en virtud de que las labores que está haciendo el Instituto del Agua, no están beneficiando al estado de Nuevo León, tienen que en su misión desarrollar nueva tecnología y desarrollar nuevos métodos científicos para el uso, consumo y aprovechamiento del Agua, y lo que han estado haciendo todo este tiempo que lleva de creación es darle servicio a Pemex como una empresa privada más o como un consultor externo”, explicó Francisco Treviño, presidente de la Comisión.

El legislador local del PAN explicó que la propuesta emanada de su misma fracción legislativa se dio inicialmente debido a que duplicaba funciones con Agua y Drenaje de Monterrey, una paraestatal, pero al final se percataron que en realidad este instituto no presta servicios al Estado, pese a que es parte de su organigrama.

“El esfuerzo que han hecho en el estado de Nuevo León es muy magro o muy poco, porque han hecho solo uno o dos proyectos aquí en Nuevo León, pero el 90 por ciento de su tiempo y de sus recursos los emplean fuera del Estado, no han aportado lo suficiente y también les fue muy mal en la cuenta pública”.

La medida incluye que el personal del organismo pase a formar parte de Agua y Drenaje siempre y cuando cumplan con el perfil técnico necesario y quienes no lo cumplan sean liquidados conforme a la ley.

“Nosotros proponemos que el personal del instituto que cumpla con el perfil técnico que pueda ser transferido a Agua y Drenaje de Monterrey para hacer las mismas labores, de investigación sobre todo, en el Estado de Nuevo León”.

Dentro de los transitorios del acuerdo que podría ser subido en marzo al pleno del Congreso del Estado, es decir una ver que reinicien los periodos de sesiones ordinarias, se especifica que los legisladores contarán con 180 días para modificar la Ley que crea Agua y Drenaje de Monterrey para sumarle a la paraestatal las funciones y atribuciones del instituto en vías de extinción.