Preocupa disparidad en reglamento de la CEDH

El director del Centro de Derechos Humanos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, Juan Jesús Garza Onofre, dijo que la diferencia entre la norma estatal y nacional causaría conflictos. 

Monterrey

Al considerar que la pasada administración del organismo era inoperante, el director del Centro de Derechos Humanos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, Juan Jesús Garza Onofre, mencionó que las modificaciones en el reglamento interno del organismo merecen el beneficio de la duda, solo si demuestran mayor eficacia en sus diligencias.

TE RECOMENDAMOS:PAN exige revisión jurídica a nuevo reglamento de CEDH

"Me parece que antes (hay) que darle el beneficio de la duda me parece que cualquier cambio a como estaba organizada la Comisión anteriormente me parece que tiene potencial.

"Lo que me llega a preocupar un poco es que se puede impugnar o de alguna u otra forma se contradiga con alguna (norma) con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos(CNDH). Se harían muchísimo más lento y más tardado los procesos que, de por sí, ya son muchas veces complicados, me parece que eso puede poner un tanto en riesgo", refirió.

Luego de que se publicaran cambios al reglamento de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), el especialista advirtió que la disparidad entre la norma estatal y la nacional podría generar conflicto en un futuro e incluso ser motivo para que se anule la ley local, por el peso de las jerarquías.

MILENIO Monterrey dio a conocer que el organismo agregó tres fracciones a su reglamento interno que involucran clausurar investigaciones por fallecimiento del quejoso, protección al mismo o por no poder comprobar la violación a sus derechos, las cuales no se contemplan dentro de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

La diferencia entre las leyes, dijo, puede perjudicar a quienes interponen una queja al revictimizarlos, es decir, hacerlos pasar nuevamente por el proceso de denuncia que en algunos casos es doloroso.

"Existe una jerarquía institucional y normativa que puede contraponerse, y esto afecta directamente a las víctimas, no hay una armonización legislativa entre todos los ordenamientos estatales y federales, esto podría causar algunos inconvenientes sobre todo pensando en la victima que el proceso tiene volver a llevar", mencionó.

Voces al interior de la Comisión indicaron que últimamente se han clausurado expedientes por "desistimiento inducido", en algunos casos incluso con desconocimiento de la víctima, sobre esto Garza Onofre pidió no frenar las investigaciones con el fin de aligerar la carga de trabajo.

Por otro lado, aunque se intentó localizar a la ex presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Minerva Martínez Garza, no se logró obtener una respuesta.