En vilo, 6.1 millones de mexicanos en EU

La mayoría de paisanos sin papeles que son candidatos a ser deportados se concentra en California, Texas, Illinois, Georgia, Arizona y Carolina del Norte.
Algunos señalan que prefieren dar la batalla en Estados Unidos que volver a la pobreza de sus comunidades.
Algunos señalan que prefieren dar la batalla en Estados Unidos que volver a la pobreza de sus comunidades.(Archivo) (Joe Raedle)

México

Alrededor de 6.1 millones de mexicanos están en peligro de ser deportados de Estados Unidos. Son los que más ayuda necesitarán de los 50 consulados mexicanos tras la firma de dos órdenes ejecutivas realizada el miércoles pasado por el presidente de EU, Donald Trump, que reforzarán la vigilancia en materia migratoria y condicionarán recursos financieros contra 300 ciudades santuario que albergan a la mayor parte de los 11 millones de indocumentados de distintas nacionalidades.

La mayoría de paisanos se concentra en unos cuantos estados. Un reporte del Instituto de Políticas Migratorias de EU señala que 4.5 millones, candidatos a ser deportados viven en California, Texas, Illinois, Georgia, Arizona y Carolina del Norte.  Ahí se concentran las ciudades santuario más importantes para los mexicanos, las cuales verán tiempos difíciles al momento de apoyar a las personas sin papeles, si quieren mantener los recursos federales que ya les condicionó el gobierno federal.

En California se concentra uno de cada tres mexicanos que viven de manera ilegal en EU. En cifras, 2.1 millones de paisanos estarán a la expectativa de que se cumplan las nuevas normas y tratarán de apoyarse bajo el cuidado del gobierno estatal, ya que el gobernador Jerry Brown ha afirmado que defenderá a los indocumentados de las acciones que emprenda Trump.

Un día antes del decreto contra las ciudades santuario, Brown afirmó que delineó una estrategia en oposición a las políticas migratorias, sanitarias y ambientales que ha planteado la administración federal, pues no esperarán de brazos cruzados a que Trump les dicte una agenda que reduzca el flujo de recursos para el estado.

De ser cierto el apoyo a inmigrantes, los esfuerzos se centrarán en Los Ángeles, donde vive un millón 60 mil indocumentados de diferentes nacionalidades y en el caso de los mexicanos suman 661 mil.

El condado californiano de Orange también tiene una fuerte presencia de mexicanos sin papeles: ahí radican otros 197 mil paisanos.

En Nueva York hay 187 mil mexicanos que forman parte de los 850 mil indocumentados en el estado. Los sin papeles se concentran principalmente en La gran manzana, específicamente en Queens y Kings. En el primero viven 232 mil personas de manera irregular, de las cuales 19 por ciento son paisanos, es decir 44 mil. En el segundo condado los mexicanos representan 23.3 por ciento de la población indocumentada. 

Desde noviembre de 2016, días después de que se anunciara el triunfo de Trump, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, hizo frente a las políticas anunciadas por el entonces presidente electo contra los migrantes en un discurso donde resaltó la importancia de la comunidad foránea y el pasado miércoles el alcalde fue aún más frontal tras advertir que los policías de la ciudad no deportarán a migrantes ni separarán familias. 

Chicago, Illinois, es otra de las ciudades santuario más importantes. Desde hace más de 30 años las autoridades no cuestionan el estatus migratorio de las personas y esta política derivó en que sea un destino importante de migrantes.

Ubicada en el condado de Cook, en Chicago, 70 por ciento de los indocumentados es de origen mexicano, unas 229 mil personas.

El alcalde de la ciudad, Rahm Emanuel, ex jefe de gabinete de Barack Obama, ha afirmado que en Chicago son bienvenidos los migrantes. En diciembre anunció la creación de un fondo para defensa de indocumentados que enfrenten un proceso de deportación.

La otra cara

El viernes pasado el alcalde de Miami-Dade, Carlos Jiménez, ordenó el arresto de indocumentados, como lo exigió Trump, en apoyo a las nuevas normas.

Esta decisión afecta en su mayoría a la comunidad cubana que se concentra en esas ciudades que ronda medio millón de personas, mientras que la población mexicana sin documentos suma 26 mil personas.

En Texas ninguna ciudad se ha declarado santuario abiertamente, a pesar de que en el estado viven más de 1 millón de mexicanos ilegales. El condado de Harris, Houston, es donde hay un mayor número de paisanos en esta condición (237 mil); sin embargo, también hay una cantidad considerable en Dallas, Tarrant, Hidalgo y El Paso. 

Destaca el caso de Austin, donde habitan 58 mil mexicanos ilegales, pues hace unos días, Sally Hernández, la alcaldesa, informó que “la ciudadanía debe estar segura de que la aplicación de la ley local se centra en la seguridad pública local, no en la aplicación federal de inmigración. Nuestra cárcel no puede ser percibida como un tanque de retención para Inmigración y Control de Aduanas”.

Solicita la CNDH intervención internacional

La CNDH solicitó la intervención de cuatro instancias internacionales de derechos humanos para vigilar, dar seguimiento y, en su caso, emitir pronunciamientos y dictar las medidas que correspondan, ante los cambios que el gobierno de Estados Unidos ha anunciado en su política migratoria.

Esa política, consideró el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, "puede propiciar la violación a los derechos de millones de personas que radican en ese país bajo una condición migratoria irregular, así como de aquellas que, en contexto de migración, transitan hacia el norte del continente".

González Pérez envió cartas al relator especial de Naciones Unidas, Francois Crépeau; Setondji Roland Adjovi, presidente del grupo de trabajo sobre detenciones arbitrarias de la ONU; Enrique Gil Botero, relator para derechos humanos de los migrantes de la CIDH, y José S. Brillantes, presidente del Comité para la Protección de los Derechos Humanos de todos los Trabajadores Migratorios, en la que señala que "dado el número de personas que pueden verse afectadas, así como la naturaleza y alcance de las políticas de EU, pueden hacer nugatorios los derechos que les asisten".

Consulta aquí las ciudades con más indocumentados



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]