Exhibe CEDH a ministeriales y Fuerza Civil por tortura

Solicitan a la Procuraduría General de Justicia que inicie una investigación penal por delito de tortura a los agentes que hayan participado en las agresiones.
Se constató que el carácter de algunos arrestos fue arbitrario.
Se constató que el carácter de algunos arrestos fue arbitrario. (Eduardo Mendieta)

Monterrey

Por primera vez, la Comisión Estatal de Derechos Humanos exhibió cinco casos de tortura, golpes, patadas, descargas eléctricas, desnudez forzada, agresión sexual y detención ilegal de cinco particulares, cometidos presuntamente por agentes ministeriales y de Fuerza Civil, por lo que pidió a la Procuraduría iniciar la averiguación penal.

En un hecho sin precedentes, Sofía Velasco Becerra, titular de la dependencia, informó que las autoridades a las que más se han señalado por el delito de tortura es a la Procuraduría General de Justicia, encabezada por Roberto Flores, con 18; y a la Secretaría de Seguridad Pública, dirigida por el general Cuauhtémoc Antúnez, con cuatro.

"Los casos que analizamos presentan violaciones a los derechos humanos y a la libertad e integridad de cinco personas, una de ellas es mujer. Esta comisión confirmó la existencia de patrones en la forma en que las autoridades responsables actuaron, pues tres de las víctimas, incluyendo la mujer, fueron objeto de una detención ilegal", señaló Velasco.

Además, se constató que el carácter de estos arrestos fue arbitrario para las cinco víctimas, pues a cuatro de ellas, no se les informaron los motivos; en todos los casos, hubo dilación en la puesta a disposición de la autoridad responsable y fueron incomunicadas.

La presidente de la CEDH indicó que sobre las violaciones al derecho a la integridad personal, se acreditó que la tortura se realizó en perjuicio de las cinco personas agraviadas.

En tres de los casos expuestos se acreditó que a las víctimas las llevaron a lugares abandonados o deshabitados, donde fueron agredidas físicamente.

"En uno de estos lugares, la mujer sufrió violencia de género ya que fue objeto de desnudez forzada y agresiones sexuales, pues le aplastaron sus pezones como acto de tortura.

"Se comprobó que en tres de los casos, elementos de Fuerza Civil de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado fueron los que realizaron los actos de tortura o tratos crueles, inhumanos o degradantes, y en un caso, se atribuye a los policías ministeriales de la Procuraduría General de Justicia", reveló Velasco Becerra.

Además confirmaron que los métodos de tortura que se utilizaron en los casos investigados comprueban su reiterada práctica.

"Golpes reiterados con puño cerrado y con objeto contundente, patadas, descargas eléctricas y amenazas; además, se constató que 3 de las víctimas sufrieron violencia psicológica ya que presentan trastornos depresivos y de ansiedad.

"En los casos que no existe denuncia penal, esta comisión está solicitando a la Procuraduría el inicio de la investigación penal por el delito de tortura", señaló.

FSAD