Denuncia El Salvador abusos a compatriotas

Afirma el cónsul de ese país en Arriaga, Chiapas, que las redadas de Migración, PF y Marina dejaron 100 detenidos y cuatro heridos.
José Antonio Domínguez M., cónsul salvadoreño, precisó que uno de los lesionados está grave.
José Antonio Domínguez M., cónsul salvadoreño, precisó que uno de los lesionados está grave. (Javier García)

México

El cónsul salvadoreño en Arriaga, Chiapas, José Antonio Domínguez M., denunció este miércoles que fuerzas del gobierno federal realizaron el martes pasado dos operativos antiinmigrantes en Chiapas y Oaxaca, lo que ocasionó alrededor de 100 detenciones de indocumentados de El Salvador, Guatemala y Honduras, así como varios lesionados —uno grave—, que viajaban a bordo del tren conocido como La Bestia.

Debido a ello, el diplomático informó que su gobierno ya presentó quejas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), por presuntas violaciones a los derechos de sus compatriotas.

MILENIO informó en su edición del miércoles que, como parte de la nueva estrategia migratoria del gobierno federal, la cual intenta contener el flujo de centroamericanos en la frontera sur, en las últimas horas se había producido una redada masiva contra migrantes que transitaban por Chiapas. El cónsul Domínguez aseguró que no se trató de una sola acción, sino de dos operativos tanto en Chiapas como en Oaxaca.

Según los datos que proporcionó el cónsul, las autoridades de su país han contabilizado 66 detenidos de El Salvador y Guatemala, más otro número "por determinar" de hondureños, con lo cual la cifra, calcula, arribará a cerca de 100. Domínguez aseguró que hay cuatro heridos, uno de gravedad, "a quien probablemente le tendrán que amputar parte de un pie", ya que se lanzó de La Bestia.

Según el diplomático, este ambiente de capturas migratorias empezó desde hace varios días y ocurre no solo en el tren, sino en los hoteles de la zona, como publicó MILENIO en su edición de ayer.

Ante esta situación, muchos migrantes han optado por tomar caminos aislados, alejados del tren, lo que ha ocasionado que se reciban numerosos reportes de asaltos, secuestros, y violaciones, afirmó Domínguez. Por ello, el gobierno de El Salvador interpuso ya cuatro demandas ante la CNDH en horas recientes.

Los operativos

El diplomático relató: "El (primer) operativo fue ayer (martes) a la una de la mañana en el lugar que se conoce como San Ramón, en los límites con Oaxaca. Tenemos entendido que iban unos 200 migrantes que habían abordado el tren en la salida de la ciudad. Ellos hablan de que participaron agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), la Policía Federal (PF) y elementos de la Marina. Resultaron con golpes tres personas. Dos de ellas no fueron de gravedad pero una de Guatemala sí, sobre la que se nos informó que probablemente le amputarán los dedos de un pie".

—¿Como resultado de maltrato de las tropas?

—Como resultado de la acción, digamos. Hablan que había personas con lámparas arriba del tren todavía en movimiento y creyeron que era un asalto. Eso generó que la gente corriera, que se lanzara del tren. No nos hablaron de muchos abusos, pero sí del uso de la fuerza de la PF y el INM.

—¿El segundo operativo?

—Muchos migrantes que escaparon siguieron caminando por las vías a esas horas y se sumaron a otros que abordaron el tren en Chahuites, Oaxaca. Y en una estación, en el municipio de Reforma, a las 7 de la mañana fue realizado el otro operativo, ya por autoridades entiendo que de Oaxaca. Aquí sí tenemos quejas graves del maltrato recibido por parte de autoridades.

—¿Protestarán ante el gobierno mexicano?

—Ya se presentó ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos una queja de nuestro consulado general en Tapachula. Está sustentada en testimonios.

—Al impedirles que viajen en La Bestia, los migrantes tienen que tomar caminos aislados, peligrosos —se le expone al cónsul.

—La gente está caminando desde aquí rumbo a Ixtepec (Oaxaca). La gente se está internando para rodear puntos de control y, por ello, ya tenemos los primeras —no pocas— denuncias, que se han canalizado a las autoridades respectivas. Son denuncias de asaltos e incluso de violaciones sexuales —precisó Domínguez.

—¿Qué piensa de este endurecimiento de la política migratoria de México?

—Que es su política migratoria y que se enmarca dentro de su soberanía.