Será delito grave golpear policías en las protestas

En los próximos 15 días se dictaminará en la Asamblea Legislativa una iniciativa presentada la semana pasada por la bancada del PRD.
Manuel Granados, el promotor.
Manuel Granados, el promotor. (René Soto)

México

Golpear, ultrajar y lesionar a policías durante marchas, manifestaciones y bloqueos será considerado en la Ciudad de México como delito grave, sin derecho a fianza, de aprobarse una iniciativa presentada por el grupo parlamentario del PRD en la Asamblea Legislativa.

La propuesta presentada la semana pasada por el presidente de la Camisón de Gobierno y coordinador de los legisladores perredistas será dictaminada en los próximos 15 días, aseguró su promotor, Manuel Granados.

En la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, dijo, buscan evitar actos como los realizados por los anarquistas, en lo que vejan principalmente a los policías, y para lograr ese objetivo, se presentó la iniciativa de modificación al artículo 287 del Código Penal del Distrito Federal.

Actualmente, el artículo indica: “Al que ultraje a una autoridad en el ejercicio de sus funciones o con motivo de ellas, se le impondrán de seis meses a dos años de prisión y multa de 20 a 100 días de multa”.

“Se presentó una iniciativa para reformar el artículo 287 del Código Penal, que tiene que ver con los ultrajes a la autoridad, y en ese sentido lo que se propone es una penalidad grave para que no tengan derecho a caución ni fianza”, enfatizó Granados en entrevista.

“Le pedimos al presidente de la Comisión de Justicia en la ALDF que la dictamine a la brevedad; eso ya fue acordado en la comisión, esperemos que en 15 días este aprobado”.

En la modificación se prevé una sanción de tres a siete años para que el ultraje a la autoridad sea considerado como grave.

El asambleísta, uno de los que presentó la iniciativa, señaló que otro de los objetivos de la modificación es que quienes de manera directa ataquen, confronten y lesionen a la autoridad bajo esos esquemas no tengan ningún beneficio de ley, y con ello romper con el ciclo de impunidad.

“La obligación del legislador es adecuar la norma a la realidad social y la realidad social es que hoy las manifestaciones se están llevado en un punto de violencia, y por tanto tenemos que adecuar la ley para ello, sin violar los derechos humanos, por una es la libre manifestación y otra el ataque directo y de violencia a la autoridad”, señaló el asambleísta.

Antonio Padierna, presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia de la ALDF, dijo que la iniciativa ya está en la comisión para estudiarla y ver la factibilidad de su aprobación.

No obstante, señaló que en el Código Penal del DF las autoridades tienen las medios para sancionar a los golpeadores y evitar que los reincidentes salgan del Ministerio Público, con beneficios de ley.

“No tienen porque aplicarles ningún beneficio de la ley, habría que preguntarle a los jueces y los ministerios Públicos bajo qué figura los están dejando libres, pero sí aclarar que se debe deslindar el actuar de la Asamblea Legislativa DF de la aplicación de la ley, porque una son las marchas y otra los actos violentos de los que participan o se infiltran en éstas”, dijo Padierna.