Aprueban en San Lázaro primer dictamen energético

En solo cuatro horas, con 20 votos a favor y siete en contra, la Comisión de Energía aprobó en lo general el primer paquete de leyes secundarias energéticas enviadas por el Senado.
Reunión de trabajo de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, analiza y discute las leyes energéticas.
Reunión de trabajo de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, analiza y discute las leyes energéticas. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La Comisión de Energía de la Cámara de Diputados aprobó en lo general, con 20 votos a favor y siete en contra, el primer paquete de leyes secundarias en materia energética avalado previamente por el Senado de la República.

En solo cuatro horas, los legisladores integrantes de la comisión dictaminadora desahogaron la minuta de la Ley de Hidrocarburos, con el acuerdo de  discutir la próxima semana en el pleno los artículos reservados por las diversas fracciones parlamentarias.

El presidente de la Comisión de Energía, el priista Marco Antonio Bernal, declaró un receso y citó a reiniciar la sesión extraordinaria hasta las diez de la mañana del martes para discutir la Ley de la Industria Eléctrica.

Los cuatro paquetes provenientes del Senado de la República serían votados por la comisión entre hoy y el miércoles, mientras que las tres iniciativas complementarias en aspectos fiscales, presupuestales y de deuda se dictaminarían jueves y viernes.

A su vez, la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados solicitará a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión citar a un nuevo periodo extraordinario de sesiones en el Palacio de San Lázaro a partir del lunes 28 y hasta finalizar la discusión de las leyes reglamentarias de la reforma energética.

Al fijar el posicionamiento del PRI ante la Comisión de Energía, el diputado Javier Treviño Cantú reafirmó el voto de su bancada a favor y rechazó las descalificaciones de la izquierda.

“Hay quienes estimaban irreformable el régimen constitucional de energía y preferían que México se convirtiera en el baluarte del aislacionismo petrolero. Y, por otro lado, quienes sostenemos que el desarrollo nacional en el siglo XXI requiere un nuevo modelo mexicano de viabilidad energética”, puntualizó.

A nombre del PAN, Rubén Camarillo negó tajantemente cualquier traición a la Patria con la aprobación de las leyes energéticas y acusó al bloque del PRD, Movimiento Ciudadano y PT de oponerse a las reformas como simple bandera electoral para 2015.

“¿Dónde están los verdaderos traidores a la Patria? A mi juicio están donde someten su voluntad a un cálculo electorero y pretenden hacer de esta reforma su bandera electoral en las próximas elecciones. Díganlo claro y díganlo de frente: ése es el verdadero propósito que esconden en sus discursos banales y que en todo caso son demagógicos. No nos queda el saco ni nos lo ponemos; los traidores a la Patria no están en Acción Nacional”, arengó.

Antes, el perredista Luis Espinosa Cházaro refrendó el voto de su fracción parlamentaria contra una reforma que, según dijo, atenta contra nuestro patrimonio nacional y contra el interés colectivo de los ciudadanos.

Reconoció que los números no favorecen al PRD, pero advirtió que su partido dará la batalla y triunfará por la vía de la consulta popular:

“Los votos no nos favorecen, con dignidad y espíritu republicano lo aceptaremos, pero aclaramos que los 101 votos del PRD son a favor del pueblo de México y en contra de esta farsa, y detrás de esos 101 votos están en marcha millones de votos de mexicanas y de mexicanos que revertirán esta ominosa reforma energética”.