El debate sobre el aborto del que la SCJN se puede salvar

La Corte tiene programado discutir la modificación al Código Penal de Tlaxcala que redujo las causales para abortar en el estado; pero el jueves el Congreso local las volvió a conceder.
Suprema Corte de Justicia de la Nación absuelve a once policías por el caso New’s Divine
Suprema Corte de Justicia de la Nación. Archivo. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El Congreso de Tlaxcala se le adelantó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y antes de que le ordenara regresar al Código Penal del estado dos causales para abortar –que en 2013 añadió y luego retiró- aprobó reformar el artículo 243 del código y así garantizar las cinco causales para interrumpir el embarazo.

Como en 2013 se redujeron las causales, el ombudsman del estado promovió una acción exigiendo que se respetara la progresividad de los derechos, es decir, que si ya se habían otorgado cinco causales se garantizarán y no se redujeran. Así llegó el caso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación donde la próxima semana se discutiría el proyecto del ministro José Fernando Franco González Salas. La decisión de la Corte sentaría un precedente sobre la progresividad en causales de aborto.

Pero el Congreso de Tlaxcala se adelantó a lo que en la Corte se decidiría y este jueves aprobó, nuevamente, las cinco causales para abortar en el estado.

El proyecto deberá discutirse en la sesión de la Corte y ahí se decidirá sí aún es conveniente analizarlo, o al haberse resuelto en el Congreso del estado, se desista de discutirlo.

Regina Tamés, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (Gire), dijo en entrevista con MILENIO que "es muy probable que ya no haya discusión (en la Corte), porque la acción que presentó el ombudsman de Tlaxcala al decir que no se pueden retirar causales del código penal porque eso es en detrimento de los derechos de las mujeres, causó tanta presión que el Congreso se puso las pilas y se adelantó, así ya no hay que esperar a ver qué dice la Corte".

Con la decisión del Congreso de Tlaxcala quedaron garantizadas todas las causales de aborto en el Código Penal del estado.

La discusión en la Corte generó que organizaciones católicas protestaran esta semana, enviaran cadenas de apoyo vía correo electrónico y hasta pidieran marcar por teléfono a la presidencia de la Corte "para decir que estamos en contra del aborto y a favor de la vida".

"La discusión se había venido aplazando, estaba todo listo para el 28 de abril. Ahorita que lo vieron cerca el arzobispo de Tlaxcala en misa hizo un llamado, sí se movilizaron mucho estos grupos", contó Tamés.

Ocho años de despenalización del aborto en el DF

Con motivo de esta discusión y en el marco del octavo aniversario de que en el Distrito Federal se despenalizara el aborto dentro de las primeras 12 semanas de embarazo la organización Red Familia, compuesta por 983 instituciones de la sociedad civil reiteró en un comunicado su rechazo total a esta acción, "por dañar a la mujer y matar a un ser humano indefenso, a quien el estado debería proteger otorgándole su primer derecho humano, que es el de dejarlo vivir".

En contraste, Regina Tamés reconoció al Distrito Federal como pionero en la garantía de derechos para las mujeres debido a que "ningún estado permite que una mujer interrumpa su embarazo en las primeras 12 semanas sin dar explicaciones".

"En el resto del país están las causales, ahora Tlaxcala se coloca entre uno de los estados más amplios. Hay casos como Guanajuato y Querétaro donde solo se permite si te caes o te violan", dijo.

Lo aprobado en el Congreso de Tlaxcala

El dictamen aprobado este jueves 23 de abril reforma el artículo 243 del Código Penal de Tlaxcala y quedó de la siguiente manera:

No ameritará responsabilidad la interrupción del embarazo en los supuestos siguientes:

I. Se produzca por conducta culposa de la mujer embarazada;

II. El embarazo sea resultado del delito de violación;

III. El embarazo sea resultado de una inseminación artificial no consentida;

IV. Cuando la mujer embarazada esté en peligro de muerte o de sufrir un daño grave a su salud, a juicio del médico que le asista, oyendo éste el dictamen de otro médico, siempre que esto fuere posible y no sea peligrosa la demora; y

V. Cuando a juicio de dos médicos especialistas en la materia, quienes deberán dictaminar de forma separada e independiente, exista prueba suficiente para diagnosticar que el producto de la concepción presente alteraciones genéticas o congénitas graves, siempre y cuando se cuente con el consentimiento de la madre y el padre, en su caso.