Citas a comparecencias no son por capricho: Carrillo

El presidente del Congreso manifestó que la ciudadanía exige cuentas a los funcionarios públicos.

Monterrey

La finalidad de quitar al gobernador la facultad de autorizar a los secretarios comparecer o no ante el Congreso es para que den la cara a la ciudadanía en el marco de la transparencia y no por caprichos, así lo consideró, Daniel Carrillo, presidente del Poder Legislativo.

En respuesta al mandatario estatal, el diputado panista calificó como una mala señal la controversia constitucional que alista el Gobierno del Estado para impedir que los diputados sean los que llamen a comparecer a los funcionarios estatales sin contar con autorización del titular del Ejecutivo Estatal.

“Nosotros hemos insistido como Congreso en que la necesidad de que comparezcan sin la autorización del gobernador es por dar la cara a la ciudadanía. Recordemos que ante varios cuestionamientos que han existido en diferentes secretarías hemos insistido en que viertan información, en que entreguen documentos que prueben que no están haciendo actos ilícitos.

“Yo no creo que sea capricho del Congreso, ahí hay una lectura equivocada, yo creo que es, en todo caso, un capricho de la sociedad, porque el hecho de las fallas y las tropelías que generaron distintos secretarios yo creo que es del conocimiento público, no nada más del Congreso, el Congreso es reactivo ante esos cuestionamientos, y lo que queremos es que exista más inmediatez al momento de dar información”, dijo.

En este sentido, apuntó que es un acto contradictorio por parte del gobernador el que quiera tumbar las reformas publicadas en el Periódico Oficial del Estado, al sostener que cuando estaba en campaña apoyaba toda medida de transparencia y ahora con esta controversia atenta contra lo que pregonaba.

“Yo creo que sería una mala señal que empiecen con un proceso jurídico en contra de que la comparecencia de los servidores públicos, que al final la comparecencia es como una entrevista a puertas abiertas, entonces yo creo eso es algo que el Ejecutivo fue muy insistente en ofrecerlo en campaña y que ahora en su actuar pareciera que está en contra de la transparencia”, refirió.

Carrillo invitó al Ejecutivo a reflexionar sobre la controversia que interpondrán en los siguientes días, ya que espera todo se desarrolle en el marco del respeto y la institucionalidad.

En su momento, adelantó, valorarán la posibilidad de responder al Ejecutivo dicha controversia constitucional.

“Si en su momento hay un proceso judicial, pues también lo enfrentaremos”, concluyó.

Este sábado, el subsecretario general de Gobierno, Gabriel Deschamps, aseguró que el gobernador es el jefe absoluto de los integrantes de su Gabinete y no tienen por qué obedecer los servidores públicos a los diputados.

Por ello es que promoverá una controversia constitucional para mantener el "equilibrio de poderes" y evitar que intervenga el Poder Legislativo en facultades que competen exclusivamente al gobernador.